lunes, 12 de mayo de 2014

Ruta 71. La Pandera y Peña del Altar.



Puerto de las Coberteras – Cortijo Nuevo – Fuente de la Nava – Arroyo de los Miradores – Puerto la Nava  – Quejigo de tres Pies – Alto de la Pandera – Vértice Geodésico – Casetas de la Peña del Altar – Portillo del Lobo – Puerto de las Coberteras.

10/05/2014



Saliendo del Puerto de las Coberteras cogemos la pista asfaltada hasta el Cortijo Nuevo. 



Aquí sale un viejo camino que rodeando la Peña del Altar y El Palenque nos conduce, cogiendo altura, hasta la Fuente de la Nava.









Siguiendo el sendero, menos definido, paralelo al Arroyo de los Miradores llegamos a una gran nava en las inmediaciones al Puerto la Nava. Visitamos un gran quejigo de tres pies y regresamos para buscar de nuevo el sendero de subida al Alto de La Pandera.











El sendero sale a la carretera que sube de los Villares en una vaguada entre El Cerrillo Caldera (con 2 antenas) y el Alto de la Pandera (con una antena grande y edificios).



Entramos en lo que en su día fuera una  base militar, primero de los EE.UU y más tarde un destacamento de transmisiones del ejército español y posteriormente de uso civil a cargo de los ayuntamientos de Los Villares y Valdepeñas de Jaén. 
 





A los pies de la gran antena existe un vértice geodésico y una cruz idéntica  a la que hay en la Peña Jaén. La subida se hace junto a la valla por unas escaleras viejas y muy deterioradas.



Decir que investigando un poco la historia de este complejo he sabido que en su día hubo una gran polémica porque se atribuía la sequia y cambio climático de la zona a un experimento que estaban probando los americanos. ¿ Fue esta base el gen del que surgió el programa HAARP: High Frenquency Active Auroral Research Program ( Programa de investigacion de aurora activa de alta frecuencia) que algunos cuentan que consiste en conseguir armas de modificacion del clima ? ¿ O es tan solo un vestigio de la Guerra Fría enclavado en plena Sierra Sur de Jaén ? (http://mangelcaballero.blogspot.com.es/2013/01/la-sierra-de-la-pandera-sierra-sur-de.html)







Viernes, 16 Noviembre 2012


“El Vértice de La Pandera comenzó a tener utilidad estratégica cuando los Estados Unidos construyeron una estación de radares. Décadas después, gracias a la cesión del edificio a Los Villares y Valdepeñas y el proyecto de la Diputación, la base militar se transforma en un centro para el ocio. Hay jóvenes que jamás lo escucharon, pero en la provincia hace años cundió una creencia, durante la etapa de la Guerra Fría. Se temía un ataque de la extinta Unión Soviética a suelo jiennense, más concretamente, había personas convencidas de que una cabeza nuclear "apuntaba directamente" al Vértice de La Pandera. Como todas las habladurías, parten de una verdad, que es que en este monte, de 1.872 metros de altitud, a medio camino de Valdepeñas y Los Villares, los Estados Unidos construyeron una estación de radares cuando su archienemigo era la superpotencia comunista rusa. “ (http://www.fuensanta.net/noticias/provincial/la-antigua-base-de-la-pandera-se-rehabilita-para-darle-un-uso-civil).


Antigua base militar con los radares instalados.

En la base, hasta no hace mucho, hubo militares españoles que dormían en un complejo de barracones y mantenían las instalaciones en perfecto estado y, actualmente, hay un sistema de vigilancia, mediante infrarrojos, con el que se detecta cualquier anomalía. Estos edificios castrenses, gracias a unas obras recién terminadas, está previsto que se conviertan en un lugar para el ocio y el disfrute de la naturaleza. La Diputación fue la que acometió la reforma, con un presupuesto de 561.000 euros, tal y como explica la responsable de Turismo de la Administración provincial jiennense, Ángeles Férriz. El dinero salió del programa Activa Jaén y permitió dar una respuesta a una vieja demanda de la provincia, la cesión de este suelo para uso civil.


Las gestiones para que el Ejército traspasara a los ayuntamientos valdepeñero y villariego La Pandera comenzaron a principios de la década pasada y la cesión se hizo efectiva, finalmente, el 4 de septiembre de 2006. Ese día, firmaron el documento el entonces secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo;las dos alcaldesas de entonces, María de la Paz Moral, que sigue en el cargo en Valdepeñas; Carmen Anguita, de Los Villares, y el que era presidente de la Diputación, Felipe López. El representante de la tropa española reconoció que, con este acto, se acababa con un problema "enquistado". Con la transformación, aclara Férriz, el inmueble es muy similar a un albergue, ya que conserva su anterior estructura, que incluía una lavandería, una cocina o dormitorios.


Lo cierto es que el total abandono de las instalaciones y la falta de vigilancia han dejado, lo que iba a ser un referente en albergues o centro de alto rendimiento, en un edificio expoliado, lleno de escombros, han robado el cobre, los elementos eléctricos (cuadros, interruptores, diferenciales, alumbrado…) y el daño para llevarse ese material es infinito.





Al margen de la indignación que supone saber que eso se pago con dinero de todos los Jienenses, no dirigimos a la Peña del Altar donde se encuentran las casetas de vigilancia, una nueva y otra vieja, desde donde las vistas a la presa del embalse del Quiebrajano , el poblado del Parrizoso, el cortijo de Castañeda y las “colas del Quiebrajano” son espectaculares.








De vuelta  por el camino nos desviamos  dirección norte por el Portillo del Lobo, para descender por un camino hasta la nava donde nos desviamos a ver el quejigo. Desde aquí el regreso lo hacemos por el mismo camino de subida desde el cortijo Nuevo hasta el Puerto de las Coberteras.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión... deja un comentario.