viernes, 6 de diciembre de 2019

RUTA 209 - (CZ) - LINEAL DEL PUERTO DE TÍSCAR, CERRO CARBONERAS, MADROÑAL, VÍTAR y CUEVA DEL ENCAJERO


 __________________________________________________


Puerto de Tíscar – Fuente de los Carboneros – C.F. de los Carboneros – Senda de la casa forestal a la Cuesta del Vadillo – Sendero del Cerro Carboneras – Morra de las Carboneras – Cañada Real de la Rambla de la Teja – Cerro del Madroñal – Collado del Madroñal – Poyo de las Ovejas – Tranco del Poyo de las Ovejas -  Cruce del Camino de la Mesa – Cruce del Barranco del Tizón – Collado de Vitar – Puerto Ausín – Cerro de Vitar – Cueva del Encajero – Enlace carretera C-323 y carril del Cortijo de Moriilos.


13 KM  |  650 m.d.+.a.  |   04/10/2019

En la explanada del Puerto de Tíscar, justo detrás de la Fuente de los Carboneros, dejamos los coches. Frente a nosotros la Torre del Infante Don Enrique, a la derecha de esta el Rayal se semioculta en la niebla que asciende desde Quesada y que nos acompañaría a lo largo de la jornada.

 Torreón del Infante Don Enrique


Puerto de Tíscar

Cogemos la pista que nos acerca a la Casa Forestal de los Carboneros, la obra de rehabilitación para albergue o casa rural ha quedado parada, detrás una fuente y alberca decorada con hojas otoñales.

C.F. de los Carboneros
 
Aquí parte una senda que nos lleva a encontrarnos con la que sube desde Los Vadillos, primero seguimos hasta finalizar la valla cinegética y casi a la altura del barranco inicia el sendero que toma altura en zigzag, luego llega a perderse y toca buscar la senda definida en la falda del cerro,






una subida pronunciada y al final te cruzas con la traza que ya sigue bien definida, los recalzos del paso nos alertan de la importancia de esta senda en su día, sin pérdida nos sube hasta la cumbre del Cerro o Morra de las Carboneras.


Viejo camino al Cerro Carboreras



Aquí enlazamos con la Cañada Real de la Rambla de la Teja, esta sube por la ladera suroeste de Cumbres de Poyatos, sigue toda la cuerda hasta el Collado del Madroñal y Poyo de las Ovejas, donde desciende buscando Los Rosales. Seguimos la cañada que discurre por la cuerda y nos acercamos al Cerro del Madroñal, lo rodeamos y bajamos un tranquillo hasta descolgarnos al Collado del Madroñal.




Cañada Real de la Rambla de la Teja

 
En el collado hay un cruce de sendas, la que baja a Huesa por la Senda del Barranco de la Cerradilla o del Rincón, la que desciende al Puerto de Tíscar por el Cordel del Chorro a la Atalaya de Tíscar y la que seguimos nosotros y que traemos desde la Morra de las Carboneras, que sigue siendo la Cañada Real de la Rambla de la Teja.

Collado del Madroñal



Cueva y Barranco de la Cerradilla o del Rincón


Hay un punto que se divide en dos, una senda de animales muy definida y la cañada que sigue más a la derecha y que parece menos definida, pero que en definitiva se unen en el Poyo de las Ovejas, un calar pequeño que desemboca en unos picachos que dibujan el paso por un tranco hasta saltar al otro lado donde empezamos a ver La Mesa, una planicie parcialmente plantada de olivos, sus viejos cortijos y el nuevo junto a la Rambla de la Matanza.


El camino baja y encontramos al paso el cruce de la senda de La Mesa y otro más adelante que desciende por el Barranco del Tizón buscando el Puerto de Tíscar, nosotros seguimos hasta la zona del vallado de la finca de La Mesa, nuestra senda discurre entre la pedrera y la vaya, una senda marcada y cómoda de andar que nos acerca al Collado de Vitar donde enlazamos con la pista forestal que baja a Los Rosales.

Poyo de las Ovejas



Poyo de las Ovejas

Seguimos la pista hasta Puerto o Collado Ausín, un tornajo y una nava justo en una curva donde desciende la pista buscando la aldea de Los Rosales.

  Senda de La Mesa a Collado Vitar y Puerto Ausín

   Juande capturando al quebrantahuesos en la distancia, y el resultado





Collado Vitar 



Aquí dudamos si subir al Vitar, la niebla es espesa, pero mientras tomamos la decisión se abre un claro qué aprovechamos para subir a la cumbre de este cerro.

Collado o Puerto Ausín



Hay que rodear por la derecha un picachal y pronto se llega a la raspa que sube hasta la cumbre del Vitar, un lapiaz desprovisto de vegetación y vuelve a cubrir la niebla el cerro, hacemos cumbre bajo una espesa niebla y con la ausencia de vistas descendemos hasta Puerto Ausín.

Poyo de los Toros



Subida al Cerro Vitar


Cerro Vitar



 
Desde el collado tomamos dirección al Poyo de los Toros y en la zona de olivos buscamos el camino que desciende hasta la Cueva del Encajero,

Poyo de los Toros

Poyo de los Toros



En el puntalillo un macho montés y dos hembras, el zoom de César  nos lo aclara

 





La Cueva del Encajero es un abrigo con varias oquedades en las que se representan pinturas rupestres y petroglifos.


Cueva del Encajero


  Cueva del Encajero



Ya solo queda llegar hasta la valla cinegética que rodea el olivar, siguiendo paralelos a esta hasta que gira dirección a la carretera y por la linde de la valla salimos a la carretera de Tíscar y regresamos hasta los coches el tramo que hemos tenido que andar para dar de lado la valla.