martes, 22 de septiembre de 2015

Ruta 121. Circular desde La Iruela pasando por Cortijo del Poyo y Escribano

 La Iruela - Fuente de La Alberquilla - Rechita Baja - Cortijo del Poyo -  Viejo camino a Rechita Alta - Tobazo de Rechita - Manantial de Rechita - Viej camino al Raso del Gamonal - Viejo camino a la Fuente del Culantrillo - Paso por la base del Escribano - Cenajo y Fuente del Culantrillo o Escribano - Viejo camino a la C.F. de Prado Redondo - Camino de los Toros - La Iruela.

 
 11 km, 5 horas y 600 metros de desnivel acumulado.  16/09/2015


Largo verano, demasiado caluroso para realizar ejercicio y propicio para el descanso y recuperación de dolencias, al fin encontramos un hueco para que un numeroso grupo de frescales intercambiaran impresiones y vivencias en una ruta que, en un principio, paracía de toma de contacto y digo en un principio porque a la postre resultó más atractiva que se pensaba y con una dificultad añadida que puso "la sal y la pimienta" (como dice Chito) a este recorrido.

Saliendo de La Finca Mercedes en La Iruela, andamos por la carretera para coger el camino de tierra que lleva al Cortijo del Poyo. Un sendero a la derecha nos conduce hasta la Fuente de la Alberquilla





y de aquí, siguiendo la acequia, seguimos hasta bajar al Arroyo de Rechita (seco en su parte baja). Vadeamos el arroyo y subimos hasta el Cortijo del Poyo, donde sale el viejo camino que nos lleva hasta el Manantial de Rechita Alta.










A mitad de camino nos desviamos para bajar hasta el cauce del arroyo donde se encuentra el "Tobazo" que forma la cascada y que en estas fechas también está seco.






Remontamos una fuerte pendiente y salimos a un terreno más llano donde se ven los chopos que hay en la zona del Manantial de Rechita. Desayuno frugal y continuamos por el viejo y perdido camino que sube hasta el Raso del Gamonal. En este punto se decide unir el Raso del Gamonal con la senda de bajada hasta la C.F. de Prado Redondo y que pasa a los pies de las paredes verticales del Escribano.








El paso es cómodo hasta el cruce de subida al Escribano por el Canuto de la Cueva de la Carrasquilla. Aquí la pendiente se hace más inclinada y los pasos por pedreras y planos inclinados son bastante expuestos sin llegar a definirse como peligrosos. Extremamos las precauciones, condiciones ambientales y del terreno óptimas y paso firme hasta llegar a la falda más al sur donde se encuentra un cenajo y un "chorreón" que llaman Fuente del Escribano o del Culantrillo. El camino suaviza y las vistas desde un puntal son extaordinarias.




Bajamos por el sendero hasta el Tornajo, la fuente y la C.F. de Prado Redondo, la rodeamos y cogemos el Camino de los Toros para bajar hasta La Iruela. En el punto donde se divisa el campo de fútbol sale una senda que zigzaguea buscando este punto y que sirve de atajo para quitarnos un buen trayecto de curvas del camino.
  








Atravesamos La Iruela y sus laberínticas calles para salir a la carretera justo de frente a La Finca Mercedes.

Fotos gentileza de José Olivas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión... deja un comentario.