martes, 15 de septiembre de 2015

Ruta 120. Caminito del Rey | Torcal de Antequera.




Estación del Chorro - Caseta acceso sur (Álora)  - Embalse del Tajo de la Encantada - Caseta control acceso a las pasarelas – Pasarelas en las Placas Frontales – Puente colgante - Desfiladero de los Gaitanes - Sendero de transición – Valle del Hoyo – Mirador del Puente del Rey – Tajo de las Palomas - Desfiladero del Gaitanejo - Caseta salida Caminito del Rey - Túnel sendero Embalse del Chorro - Parada bus lanzadera.  




11/09/2015   7 km


 
Transición en coche hasta el centro de visitantes del Torcal de Antequera y ruta amarilla en sentido contrario con variantes – Mirador de las Ventanillas.

11/09/2015  -  4 km




Después de 3 meses de espera tras la reserva nos trasladamos hasta El Chorro para realizar la ruta del Caminito de Rey después de su rehabilitación...

Antes de reservar: ¿Qué debes tener en cuenta?

Es necesario registrarse para visitar el Caminito del Rey.


Distancia y tiempo de recorrido

El recorrido completo del Caminito del Rey es de 7,7 kilómetros, pero no todo son pasarelas. En realidad, 4,8 kilómetros son accesos y el resto (unos 2,9 kilómetros) es el trayecto más conocido y espectacular e incluye el Valle del Hoyo. El tiempo estimado de recorrido es de 4 o 5 horas, según la Diputación de Málaga, dependiendo de si se accede por Ardales (recorrido descendente) o por Álora (ascendente). Sí es importante saber que el camino no es circular, es decir, que al llegar al final hay que regresar. Está previsto que se habiliten autobuses lanzadera, pero no hay nada concretado a fecha de marzo de 2015.

Apertura y horarios

El horario de invierno es de 10.00 a 14.00 horas, y el de verano, de 10.00 a 17.00 horas. Los lunes permanece cerrado. Si las rachas de viento superan los 35 kilómetros por hora se cerrará el recorrido por seguridad. También está clausurado el 1 de Enero y el 24, 25 y 31 de Diciembre.

Coste : El Caminito se inaugura al público el 28 de marzo de 2015. Durante los primeros meses, la entrada es gratuita. El precio definitivo aún no se ha fijado.

Limitaciones por edad : Está prohibido para menores de ocho años. No hay límite máximo de edad, pero sí se recomienda el “sentido común”.

Mascotas : Están prohibidas. 

El Caminito del Rey es un camino adosado al desfiladero con una longitud de 3 kilómetros que cuenta con dos largos tramos de pasarelas y con una anchura de apenas 1 metro. Se inicia en el término municipal de Ardales, atraviesa el de Antequera y concluye en el Chorro (Alora).

Este camino está colgado en las paredes verticales del desfiladero y a una distancia media de 100 metros sobre el río. Este sendero se construyó porque la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro propietaria del Salto del Chorro necesitaba un acceso entre ambos "saltos de agua" para facilitar tanto el paso de los operarios de mantenimiento como el transporte de materiales y la vigilancia de los mismos.
Las obras se iniciaron en 1901 y concluyeron en 1905. El camino comenzaba junto a las vías del tren de Renfe y recorría el Desfiladero de los Gaitanes, el Valle del Hoyo y el Desfiladero de los Gaitanejos, comunicando y facilitando el paso entre ambos lados. Para inaugurar esta gran obra, el rey Alfonso XIII se desplazó en 1921 hasta el lugar en la presa del Conde de Guadalhorce cruzando para ello el camino previamente construido. Fue a partir de este momento cuando las gentes comenzaron a denominar a aquel camino como "Caminito del Rey”.

Un camino cotidiano: para ir al colegio, para comprar, para encontrarse...
LA RUTA:

 
Dejamos el coche en el aparcamiento de la estación de trenes del Chorro, frente a la presa del Tajo de la Encantada y central hidroeléctrica, bajamos andando hasta la caseta de control del Caminito del Rey, acceso sur (Álora).



 
Aquí comprueban que tu entrada coincide con la hora reservada, con el número del D.N.I. facilitado, te dan el casco y después de una pequeña charla de seguridad e introducción a lo que nos vamos a encontrar recorremos el sendero señalizado hasta la caseta de acceso a la primera pasarela del Caminito del Rey. 







 
Decir que la distancia entre una caseta y otra es de menos de 2 km y en subida. En realidad el desnivel del camino no es muy grande pero desde la entrada sur es siempre sentido ascendente  y por Ardales (entrada norte) es sentido descendente. Hay un autobús lanzadera que une la entrada norte con la sur para regresar a los coches.


El contacto con la primera pasarela es extraño, se mezcla el nerviosismo de lo desconocido con la emoción de la ruta, estamos en el nuevo acceso de las Placas Frontales, protegido con una malla alrededor y a modo de pasillo hasta que pasas el puente del tren. 










El viejo acceso lo volaron en 2001 después de varios accidentes mortales de excursionistas para evitar que entraran al mismo, cosa inútil a la vista de los numerosos videos y fotos en años posteriores accediendo en escalada o por “la ferrata” conocida entre los amantes de la aventura extrema.

El Caminito del Rey panorámicas de 360º
http://www.elcaminitodelrey.com/

Seguimos subiendo escalones y bordeando el macizo pétreo para adentrarnos en el Desfiladero de los Gaitanes. 



 
Paralelo  al viejo puente del ingeniero Eugenio Rivera, coronado por la vieja tubería de conducción de agua, han proyectado un puente colgante llamado de Ignacio Mena (fallecido diputado provincial), de suelo de rejilla metálica que deja ver el fondo del desfiladero a 105 m de altura. El balanceo acompasado a tus pasos convierte el trayecto de 30 m en una experiencia única y al contrario de lo que pudiera parecer la sensación de seguridad es máxima al ver la cantidad de cables y tirantas que sustentan este paso aéreo.






Una vez pasado el puente y pegados a la pared más occidental del desfiladero llegamos a un “anchurón” donde un viejo cable de acero, una placa y una lápida recuerda a tres montañeros que perdieron la vida en lo que se conocía como “tirolina del chorro” .







Seguimos el sendero pegados a las paredes verticales del desfiladero, pasamos por una curva pronunciada en un barranco y salimos al mirador con suelo de cristal que sale al vacío con el discurrir del Río Guadalhorce a nuestros pies y el Valle del Hoyo con la vista al fondo de otro desfiladero al que llegaremos unos kilómetros de sendero más adelante.
 
















Salimos de las pasarelas junto a la compuerta de un viejo canal por el que discurre el sendero hasta llegar a la altura de las ruinas del Cortijo del Hoyo.








Bonito sendero con vistas a las dos gargantas que conforman el Desfiladero de los Gaitanes y del Gaitanejo, unidas por el frondoso Valle del Hoyo. A un lado el trazado de la vía férrea y al otro el viejo canal y las paredes del Tajo del Almorchón.





 
Dejamos el sendero de tierra y pasamos junto al canal para acercarnos al Puente del Rey y su pequeño mirador. Las paredes verticales del Tajo de las Palomas anuncian que estamos llegando al Desfiladero del Gaitanejo.
 






Este desfiladero es de menor longitud pero sus paredes verticales de casi 300 m, el paso tan estrecho con apeñas 10 m en algún punto y las formas caprichosas del lecho por donde discurre el río hacen de esta zona de pasarelas una de las más bonitas del recorrido.
Nos sabe a poco y pese a ir despacio llegamos al final de las pasarelas que coincide con la reja que cierra el paso, la presa del Gaitanejo y una pequeña garita nos hacen regresar a la realidad después de la extasiada visita a tan idílico entorno.














Seguimos el sendero hasta la caseta de control de acceso norte (se entregan los cascos) y seguimos por una pista de tierra para desviarnos en una curva por un sendero señalizado que nos saca de la pista y nos conduce a un túnel peatonal (ahora pobremente iluminado) y que a modo de atajo nos saca a la carretera que une la Presa del Conde de Guadalhorce con El Chorro. Un poco más abajo se encuentra la parada del bus lanzadera que nos llevará de regreso a la Estación del Chorro y  el restaurante el kiosco donde reponemos fuerzas.





 














Por la tarde decidimos acercarnos hasta el Torcal de Antequera.




Este paraje de extraordinaria belleza ha sido esculpido por los agentes erosivos durante millones de años, dando lugar a formas y colosales esculturas naturales.
El Paraje Natural Torcal de Antequera encierra una de las muestras más impresionantes de paisaje kárstico de toda Europa y, debe su nombre, a las dolinas o torcas, unas curiosas formaciones en forma de depresiones circulares.



El camino parte del centro de visitantes Torcal Alto, para realizar la Ruta Amarilla en sentido contrario a las agujas del reloj, 


donde las formas kársticas son más espectaculares. En este lugar, el visitante debe dejarse llevar a lo largo del Callejón Oscuro o del Callejón del Tabaco, ejemplos de la multitud de pasadizos originados por el hundimiento de las fracturas del terreno. Las rocas son aquí una colección de esculturas naturales, algunas con formas familiares, como el Tornillo, declarado Monumento Natural, el Sombrerillo, el Cáliz o el Dado, entre otras muchas que esperan ser definidas por la imaginación y la fantasía de quienes las recorran.






















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión... deja un comentario.