jueves, 7 de junio de 2012

RUTA 7. POYOS DE LA MESA – CERRADA DEL PINTOR.


POYOS DE LA MESA – CERRADA DEL PINTOR. 

4 / Mayo / 2012.




Partiendo del Puente de las Herrerías, dejamos el coche y comenzamos por la pista de tierra, que en principio va paralelo al Río Guadalquivir y en breve sale otra a la izquierda que sube en pendiente hasta encontrarnos con el arroyo de los Habares.


Un imponente farallón nos da la bienvenida. Es el Castellón de Calerón. 


Seguimos este camino paralelo al arroyo y lo vadeamos en dos ocasiones hasta llegar al cruce de caminos en el que nos indica la subida a los Poyos de la Mesa y el que sigue por la derecha a los Pinos de la Cruces.


 La subida comienza por una pronunciada pendiente hasta el cortijo abandonado (cortijo de los habares). Ya tenemos unas inmejorables vistas de la Peña Alcón y bajo los Cascales de la Mesa.

  

 Nos observan.



Seguimos el camino que cada vez se hace más estrecho y empinado, rodeando los Poyos de la Mesa.


Pronto se abre el camino y aparece una pista más definida y llegamos a un punto que, de frente nos lleva al vado los Perrillos y la Cerrada del Pintor. A la izquierda subimos hasta Collado Galán, por debajo de la Lancha de la Media Hanega.



A los pies de la Lancha de la Media Hanega encontramos un endemismo de la zona: la “Viola Cazorlensis”.



La Media Hanega. (La hanegada (o fanegada) es una medida agraria de superficie, bastante variable según regiones.)




En Collado Galán comienza la bajada al Vado de las Carretas y a la izquierda sale una rodada de 4x4 que siguiéndola nos lleva a la meseta de los Poyos de la Mesa.






Bajamos de nuevo hasta el punto de cruce de caminos para bajar a la Cerrada del Pintor, zona restringida y con categoría "A" por los endemismos. Seguimos la senda hasta "Praera Marchante". Ya se aprecian los formidables cortados del Calar de Juana.




La imponente Peña de los Tornillos desde Pradera Marchante.



Hay un desvío a la derecha, con un gran pino.




que nos lleva hasta el Vado de los Perrillos, lo cruzamos.


 
a veces por el río otras por senderos nos lleva a la Fuente del Borbotón (manantial cristalino). 


 
Ya estamos en la cerrada... ahora depende de nuestra forma física, lo valientes que seamos (o sensatos), accedemos mas o menos en la cerrada. El refrescante remojón no nos lo quita nadie si queremos pasar por una zona inundada hasta la cintura. 







 
Bueno pues vuelta para atrás y pasito a pasito al punto de inicio.


Ahora la Cerrada del Pintor hace 25 años... ya ha llovido... ya.



 Diminutos entre los cortados de caliza.


El tronco perdura en el mismo sitio 25 años después....










2 comentarios:

Nos importa tu opinión... deja un comentario.