viernes, 6 de mayo de 2016

Ruta 146. Conectando caminos por La Cabañuela

Huerta Vieja - Tiná de los Frailes - Pista de Las Lagunillas - Viejo Camino de Las Lagunillas a la Cortijo (tiná) del Fraile - Viejo Camino de la Lancha de los Cocones - Barranco de Arroyo Frío - Collado de la Cruz - La Cabañuela - Viejo Camino de La Cabañuela a Huerta Vieja - Huerta Vieja.

12 km - 27/04/2016
 
Salimos del aparcamiento del área recreativa o campamento juvenil de Huerta Vieja, detrás de la fuente cogemos el sendero que cruza el cortafuegos y vadea el Arroyo de la Cañada del Fraile donde se junta con el Arroyo Frío para seguir por el sendero desbrozado hasta la Tiná de Los Frailes (en el Alpina aparece una construcción, sin nombre).













Después tomamos un tramo de pista y nos desviamos por un jorro antes de llegar a las últimas curvas a los pies del Cerro del Puntalón. este jorro termina en un collado donde al asomarnos hacia el oeste divisamos el viejo camino ahormado que nos lleva directamente al Cortijo del Fraile, pasando por una preciosa cerrá donde el Arroyo del Fraile se precipita por toboganes adornados de "Jacintos" (Scilla reverchonii Jacinto de Cazorla).








Delicioso paraje que te acerca a la era entre el "fraile" y las ruinas del Cortijo o Tiná del Fraile, bajamos por la cañada buscando la fuente que envuelta en zarzas se ha convertido en un punto inaccesible. Regresamos y el camino lógico hasta La Cabañuela discurre por la cañada del Juego de Bola de Abajo en dirección sur, pero Jose Ramón hace años, antes del incendio, pasó por el viejo camino de la Lancha de los Cocones y decidimos ir en su búsqueda.










A veces se intuye la vieja senda otras la erosión posterior al incendio ha relegado este camino a un paso de "cabras" que te lleva por dolinas y pedreras, a veces un manantial envuelto en zarzas, desprendimientos hacen las veces de pista americana y rincones que ofrecen un oasis de sombra en tan inmisericorde ladera, un tejo de gran porte y una encina indultadas del devastador incendio nos cobijan y ofrecen un respiro antes de continuar la marcha a media falda buscando el Collado de la Cruz.










Antes y en el barranco de Arroyo Frío nos toparnos con un puente de roca donde el arroyo ha horadado la roca abriendo un precioso paso subterráneo.








Tras pasar el barranco hay una maravillosa zona de profundas dolinas, usadas como corrales naturales.

Coronamos por la parte alta de las Cabañuelas y sin llegar al Collado de la Cruz, descendemos por otro perdido camino, pero del que se aprecian refuerzos que confirma el trazado existente antaño.

Llegamos a La Cabañuela con la sorpresa en forma de mensaje manuscrito que nos hizo especial ilusión por tratarse de una dedicatoria cariñosa a "Los Frescales".






El regreso por el viejo sendero hacia la Huerta Vieja es espectacular y piensas que en cualquier rincón puede aparecer la "Encantá", el lobo "Vicentón" o algún duende de la mitología serrana.





Juan José Frías, me he tomado la licencia de usar algún pasaje tuyo pero matizando el contenido a "my way".

2 comentarios:

  1. Magnifico,un lugar para perderse de los ruidos de la ciudad,y descansar,oyendo el ruido de los pájaros,el agua y demás....
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay rincones mágicos, pero a su vez laderas inmisericorde por lo devastadas por el incendio, sin sombras y díficil de andar.
      Saludos

      Eliminar

Nos importa tu opinión... deja un comentario.