martes, 7 de octubre de 2014

Ruta 83. Circular desde la Fuente de la Garganta y Nava del Espino.



Fuente de la Garganta - Nava del Espino - Poyos de Cerro Galán - Poyos de la Mesa - Praera Marchante - Camino del Arroyo de los Tornillos de Gualay - Barranco el Coberterón - Nava de los Torcales de Pedro Cerrillo - Fuente de la Garganta.

05/10/2014

Ruta circular saliendo desde la Fuente de la Garganta. 18 km y 775 mt de desnivel.



Dejamos el coche en la Fuente de la Garganta y no dirigimos a la C.F. de la Nava del Espino. Antes de llegar nos desviamos a la derecha por lo que queda del viejo camino hasta enlazar con la pista que sube hasta los Poyos de la Mesa.




Subida cómoda por la pista y rodeando el Cerro Galán, evitando la subida empinada del jorro que hace las veces de atajo.



Una vez arriba y cuando el camino empieza a ponerse más llano, giramos dirección oeste para asomarnos a los poyos que hacen de mirador natural, a la falda de Cerro Galán.





Regresamos al camino y frente a la caseta de fogoneros nos desvaímos de nuevo dirección oeste, pasando junto al hito y bajada del Rastrillo de la Víbora, para sortear las raspas de piedra que bordean la planicie de los Poyos de la Mesa.





Una vez en la extensa explanada nos dirigimos a los cortados que hay más al este y comenzamos a circunvalar el perímetro de cortados rocosos que configuran la meseta de los Poyos de la Mesa.





Andar pegados a estos cortados es espectacular, hace que aprecies la verdadera magnitud de este lugar.







Llegamos hasta las “reliquias” de un viejo pluviómetro, una caseta y el soporte de una antena. Este es el punto más conocido de este singular paraje.



Las vistas son fabulosas y comenzamos a identificar los lugares conocidos y que tantas veces hemos visitado: Gilillo, El Parador, El Banderín, La fuente del Oso, El Puente de las Herrerías, Vadillo, El mirador y Puerto de las Palomas, Peña Gallinera, Cerrada de Utrero, etc.







Seguimos el perímetro de la meseta hasta la parte más al sureste y desde aquí las vistas cambian: Puerto Pinillo, Cabañas, Aguilón del Loco, Picón del Guante, Picón de los Halcones, etc.




Regresamos al camino que usan los 4x4 de las excursiones guiadas y salimos hasta la pista en el Collado Galán.



Bajamos por la pista junto a la Loma de la Mesa, entre el Picón de los Halcones y la Peña de los Tornillos hasta Praera Marchante. 




Seguimos por la pista que sigue junto al Arroyo de los Tornillos de Gualay y justo donde termina la pista y comienza la Cerrada de la Canaliega, subimos por un camino poco definido que va remontado el Barranco de Coberterón. 







En ocasiones se hace más visible y definido, pero otras la intuición nos lleva por la parte más cómoda de ascender.




Fuerte subida que nos lleva a los pies de los Torcales de Pedro Cerrillo, característico por un gran desprendimiento en uno de sus más visibles picos.




Otra pequeña subida y llegamos a una gran nava con esqueletos de animales y un observatorio, que imaginamos es para observar quebrantahuesos, dada la cercanía del criadero y zona de suelta de esta especie.






Ahora un camino más favorable y en bajada, nos conduce a la cerca de lo que en su día albergó el parque cinegético y después de bordear la valla encontramos un jorro agrandado y  limpio que usan para la extracción de madera. La bajada es bastante pronunciada y de forma rápida aparecemos en la pista y a unos metros de la Fuente de la Garganta, punto de donde partimos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión... deja un comentario.