jueves, 30 de junio de 2016

Ruta 154. Lancha y Pino de La Cigarra - Comida de "Frescales"

La Traviesa - Camino de la Cañada del Avellano - Cerrada de San Ginés - Tiná de la Paiera - Cortijo de la Pariera - Collado de la Lancha del Lobo, de La Cigarra o de Los Rasos - Pino de La Cigarra - Lancha de La Cigarra - Collado del Perenoso - Pista del Perenoso hasta la Cerrada de San Ginés - Regreso a La Traviesa y comida de hermandad de LOS FRESCALES de los Miércoles.

30/06/2016 - 10 km
Ruta corta y programada para terminar a medio día con el fin de juntarnos en la comidad de hermandad de los frescales en el restaurante de La Traviesa.


Salimos del aparcamiento de La Traviesa y por la trasversal de Las Villas hasta el cruce del Aguacebas de Gil Cobo. Paralelos al Aguacebas caminamos por la pista del Camino de la Cañada del Avellano hasta la Cerrada de San Ginés, nada más pasarla a la izquierda buscando la Tiná de la Pariera y de aquí a las ruinas del Cortijo de la Pariera, seguimos a media altura hasta llegar a lo que se intuye como senda o camino que nos lleva, en subida, hasta el Collado de la Lancha del Lobo, de La Cigarra o de Los Rasos.








Estamos en la planicie que nos lleva al Pino de la Lancha de La Cigarra, colosal monumento natural, grandioso por su porte y envergadura y a punto de ser aniquilado, por lo que parece la negligencia de algún desaprensivo intentado emular a sus as centros quemando el resiego y a la vista queda que se le fue la mano.













Seguimos cresteando hasta un puntal que hace las veces de mirador, a nuestros pies la sinuosa Trasversal de Las Villas y La Traviesa al fondo, la Chopera del A.R. de Gil Cobo, Cueva del Peinero, Barranco del Pelegrín y Bardazoso ...









Regresamos  sobre nuestros pasos hasta el pino y collado, para seguir cresteando dirección noreste y buscando el portillo de descenso al Collado del Perenoso.


Es en subida y al llegar a las crestas, puntales y navas escondidas, encontramos las peñas con paredes verticales que conforman la Lancha de la Cigarra. Fabulosas vistas al Cerro Santa María, Roblehermoso, La Muela, Caballo de Torraso, El Cubo, El Blanquillo... las vistas siguen siendo fabulosas pero ahora se definen en el horizonte otros picos emblematicos de nuestra sierra.







Descenso al Collado del Perenoso y haciendo los "atajos" marcados para evitar las curvas llegamos al cruce y Cerrada de San Ginés para regresar al ágape que tenemos previsto a medio día.










martes, 21 de junio de 2016

Ruta 153. PR - A 100. La Toba - Miller

La Toba - Nacimiento de La Toba - PR-A 100 - Puntal del Cenajo Llano - Puerto Marchena - Pedreras del Morro de los Cascajales - Cruce de la Umbría de los Anguijones - Puntal de los Canteros - Puntal de la Escalera - Barranco del Pilón - Cruce bajada al Río - Barranco de la Cueva del Agua - Collado Millerete - Ruinas del Castillo de Miller

  17 km - 750 m.d.+.a. - 18/06/2016


Ruta lineal que parte de La Toba, en esta ocasión desde la carretera por estar cortado el acceso por la reparación del puente de la entrada, y después de la visita al lavadero nos acercamos al nacimiento que aún mana abundante caudal.

Entrando a La Toba



Al Nacimiento de La Toba

Regresamos los metros que separan el nacimiento del sendero y lo seguimos hasta un descansillo donde comienza a descender buscando la orilla del embalse y en este cruce giramos a la derecha para seguir por el sendero señalizado con balizas de PR, subida cómoda por un precioso camino de herradura con refuerzos bien conservados en su parte intermedia y más deteriorados en los arroyaderos.




PR-A 100

la Toba en la subida

Viejos camino de herradura
El camino discurre en zigzag por la ladera bajo el Puntal de las Buitreras y a la altura del Cenajo Llano comienza a hacerse más llevadero y menos empinado, discurre paralelo al embalse en el lado sur siguiendo dirección este a media falda de la ladera.


Primeras pedreras
 
Pronto aparece el primer mirador en forma de puntal accesible, el Puntal del Cenajo Llano muestra las primeras vistas privilegiadas al embalse y al fondo vemos La Campana y Piedra Dionisia por donde viene el Río Segura a poca distancia de su nacimiento.




Puntal del Cenajo Llano






Sigue llaneando o en leve subida hasta llegar a Puerto Marchena, aquí la vegetación cambia completamente, si desde el puntal se observa la masa de pinos de repoblación que parecen peinados,  vemos la traza del sendero entre pinares y los arroyaderos por donde pasaremos, al volcar a  Puerto Marchena las lomas verdes, tornando a pardo, del pasto anuncian la ausencia de arbolado y muestran el Calar de Marchena casi por completo, El Cubo (1783), Cerro Lobo (1754), Morro Tábanos (1714), Cerro Casa Grande (1663) y la pista que pasa por el Calar de Hoya Herreros.


Puerto Marchena




Llegamos al cruce cercano a La Almoteja y que bifurca el sendero en dos, el de la izquierda baja por la Umbría de los Anguijones hasta el embalse y a la derecha o de frente el que seguimos nosotros  por el PR-A 100 buscando el Puntal de los Canteros.

 fotos de José Andrés: Calares de Marchena, Puntal de las Buitreras y Puntal del Cenajo Llano
PR-A 100  fotos de José Andrés

  fotos de José Andrés: Subida al Puntal de los Canteros
  fotos de José Andrés
Puntal de los Canteros
  fotos de José Andrés




Este tramo tiene una ligera subida, su trazado por la ladera del Calar de la Pililla, soberbio trabajo de ingeniería serrana, recalzos interminables y el uso de los recursos naturales dan a este rincón un encanto especial. Una vez en el majestuoso mirador las vistas impresionan, el esfuerzo recompensa el espectáculo visual en el que nos encontramos. El inmenso valle que dibuja el Segura, rodeados de montañas que encandilan, el azul turquesa de las aguas embalsadas, los calares lejanos que se adivinan en el horizonte, la naturaleza hecha espectáculo visual para los que disfrutamos de este recreo.



Puntal de los Canteros











Desde el Puntal de los Canteros el sendero se torna en bajada, sin problemas llegamos a otro cruce siguiendo el PR-A 100, por las umbrías que conforman el Puntal de la Pililla, Puntal del Aíre y el cerro de Miller, cruce por el que se accede a la vieja caseta del Puntal de la Pililla... siguiendo el sendero nos lleva a otro puntal por encima de las Cuevas de los Anguijones y que aloja una escondida cueva usada en sus días como cenajo. Hay que rodear la cima del Puntal de la Escalera para acceder a esta cueva, pasando por los cortados con vistas a Los Anguijones.

Dientes de la Vieja y Puntal de la Misa desde el Puntal de los Canteros









Cueva en el Puntal de la Escalera



Cueva en el Puntal de la Escalera





Regresamos al sendero que sigue en bajada hasta el Barranco del Pilón, llegamos a la cascada ahora seca pero que los barranquistas aprovechan para rapelar (28 rapel tiene el barranco y está equipado) y nos acercamos a otro saliente que hace las veces de mirador.


Barranco del Pilón



"Anguijones" del Barranco del Pilón
Rapelando el Barranco del Pilón









Más adelante nos acercamos al Puntalón con vista al valle, embalse y cimas, aparte de ver el trazado por los poyos y puntales a los que hemos ido accediendo, para continuar hasta el Barranco de la Cueva del Agua. Seguiremos camino por la solana que nos lleva directos al Collado Millerete ya con vistas a la hondonada de Miller y al frente las paredes de La Molata de los Almendros de la vecina provincia de Albacete.






 
Bajamos hasta las ruinas y cortijada del Castillo de Miller donde finaliza esta espectacular y visual ruta.





Otras fotos del regreso:


Puntal de la Escalera y oculta la cueva, Cuevas de los Anguijones desde la carretera

Puntal del Cenajo Llano desde la carretera, detrás del pinar Puerto Marchena

Los Anchos



 
Fuente de los Cuatro Caños

Puntal de las Buitreras

La ruta dió para visitar el Museo Etnográfico Alma Serrana en la aldea de Los Anchos y conversar con el amigo Andrés en "La Paridera" que es su guarida, pasamos por la puerta y José Andrés y Ramón querían conocerle en persona...