jueves, 17 de mayo de 2012

RUTA 3. ADELFAL DE CUADROS



A.R. CUADROS > NACIMIENTO DEL SISTILLO (1 y 2) > LAS VIÑAS > FUENTE DE LA FRESNEDA > TORREÓN > CUEVA AGUA > ERMITA > A.R. CUADROS



10,47 KM | 500 m.d.+.a. | 18/04/2012


Nuestro sendero se inicia al lado del kiosco junto al río, en el área recreativa de Cuadros. Comenzamos cruzando el río por un puente. El río Cuadros es alimentado por dos arroyos muy peculiares: el del Mosquito y el del Perú. Ambos, antes de unirse, van poblando sus orillas de adelfas, hasta que ya en uno, forman el río Cuadros.



Desde el mismo comienzo del camino reconoceremos a la protagonista de este sendero, la adelfa, que junto al pino carrasco forma un peculiar bosque. El nombre de adelfa proviene del griego nerion o neros, que significa húmedo, planta que crece al borde del agua. Es un arbusto de hasta cuatro metros de altura, con hojas perennes de color verde oscuro. Sus flores son quizás lo más llamativo: normalmente rosadas, raramente blancas en estado salvaje, que, al ser grandes y vistosas, se emplean en jardinería. Florece desde la primavera al verano. Normalmente habita en las riberas de arroyos y ramblas en zonas cálidas.
 



Entramos en una bóveda de Adelfas que oscurece el día y que termina en una gran higuera.
Esto es conocido como primer nacimiento del Sistillo.



Subimos por unas empinadas escaleras de piedra, que terminan en un sendero sobre un muro de piedra que nos lleva al segundo nacimiento del Sistillo.


Luego el sendero discurre paralelo al rio y tomando algo de altura viendo desde arriba la impresionante cubierta vegetal. Al final hay que hacer un giro de 90º en un pinar (está indicado con una señal) para coger el camino de Las Viñas.



 Subimos por un sendero zigzagueante y algunos claros podemos observar La Sierra de la Cruz y el Valle. La pendiente se suaviza y el pinar ha ganado terreno en la zona conocida como Las Viñas ( cultivo que desapareció hace mas de un siglo).







  
Bajamos por la ladera Norte del monte Carluco, con vistas a un impresionante farallón que le llaman “El Torcal” y el impresionante Aznaitín.


La bajada nos lleva hasta la fuente de la Fresneda (no potable) y divisamos Bedmar a los pies de la Serrezuela que da nombre a este bonito pueblo y la Golondrina.






En este punto seguimos por la vía pecuaria de la vereda de la Cañada Morena y Batán, y entre olivos, hasta el desvío que nos lleva al Torreón de Cuadros.




 

Torre vigía defensiva de 12mt de alta y 6mt de diámetro controlaba el paso de los musulmanes hacía las tierras Cristianas por el paso que discurría entre las poblaciones de Bedmar y Belmez. La entrada a la torre se encuentra hacía el barranco y por el lado mas inaccesible.


Desde el mirador de la torre se observa a sus pies la ermita y al otro lado Sierra Mágina.


Volvemos por el camino hasta el desvío y tomamos a la derecha para bajar a la Ermita de la Virgen de Cuadros y la Cueva del Agua. La bajada a la cueva se encuentra nada más pasar el curioso Hórreo en el camino.
 


La entrada a la cueva es posible si el río baja con poco agua… si no… a verla desde lejos.


 
Nos encontramos con el Molino del Batán (1571). En 1721 se arrendaba por periodos de seis años, a 400 reales al año.




Llegamos al Santuario de Cuadros: situado en el paraje natural de Cuadros, data de 1615, siendo el camarín de la Virgen de principios del siglo XVIII.


 


Romería de la Virgen de Cuadros de Bedmar:

El domingo de Octubre, se celebra en localidad de Bedmar la romería de la Virgen de Cuadros, que como viene siendo habitual se celebra el último domingo del mes de octubre.


 


Tradicionalmente se hacía el 25 de dicho mes, trasladándose el 25 de septiembre desde su ermita en el paraje de Cuadros hasta Bedmar, donde es venerada por todos los vecinos.

La Virgen de Cuadros es devotamente tenida como la Señora y Madre de Sierra Mágina, celebrándose esta romería desde el siglo XVI. Durante los cuatro kilómetros que dura el trayecto hasta su santuario es procesionada en unas andas en las que la imagen va situada dentro de una urna de cristal. Es portada por mujeres y, al llegar al río que ocupan unas huertas, son los hortelanos los que la llevan a hombros durante todo el tramo de sus tierras.
Durante el camino se canta, se baila y se toma pan con aceite y chocolate.



Volvemos al molino de Batán y seguimos la senda paralela a la acequia que nos lleva a la pista que lleva al área recreativa donde dejamos el coche.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión... deja un comentario.