viernes, 12 de mayo de 2017

Ruta 180. Circular por la Cabrilla Baja

Cortijo del Moral - Poyo del Moral - Barranco de los Almiceranes - V.G. Tornajuelo (1915 m) - Hoyas de Tañascar - Covacho del Jorro - Cueva de las Ortigas - V.G. Tejos (1987 m) - Prados del Buitre - Nacimiento del Arroyo Laude - Refugio, tornajo y Fuente del Buitre - V.G. Buitre (2021 m) - Fuente del Barranco Gallinero - Mirador y Pista del Barranco Gallinero - Pino del Abuelo -  Rincón de María Victoria - Verja de La Cabrilla Baja - Encina Gorda del Cañuelo (opcional) - Pista al Almicerán Cortijo del Moral (Hotel Ibipozo).


24 km - 10/05/2017 - 1400 m.d.+.a.


Partimos del Hotel Ibipozo (Cortijo del Moral), recientemente reabierto, para seguir la pista del Almicerán,


pronto nos desviamos a la derecha salvando un campo de siembra y por el Barranco de los Almiceranes (IGN) o Almizaranes (Alpina), subimos hasta el collado del Poyo del Moral. Del collado y siempre en ascenso buscamos de nuevo la caja del Barranco de los Almiceranes,






lo vamos remontando por el margen izquierdo por la linde de provincia, entre Jaén y Granada por un sendero que es bastante visible y que en la cabecera del barranco gira buscando el vétice geodésico del Tornajuelo de 1915 m. con fabulosas vistas de nuestro Parque y la Sierra de Castril, embalses de La Bolera y Portillo, pueblos como Castril, Cebas, Almicerán, Campo Cámara, etc. e infinitos montes, picos y sierras.












Bajamos del pico para buscar un terreno más cómo de andar y nos acercamos a las Hoyas de Tañascar que atravesamos de sur a norte buscando el collado del Covacho del Jorro, un abrigo que sirvió de aprisco a los pastores. 






En este punto hay dos opciones, la primera seguir la cuerda buscando el Tejos y la segunda, opción elegida, descolgarnos buscando el paso hasta la explanada donde terminan las rodadas y que alberga la Cueva de las Ortigas. Nos acercamos hasta la cueva y en la parte externa se aprecia un corral de piedra, puerta y malla muy deteriorado en su total abandono, el interior de la cueva es una sala amplia, alta y con rezume de agua que aporta frescor a la oquedad. El estiércol seco denota el desuso de la misma desde hace tiempo.





 
En la parte de arriba buscamos otra cueva que el amigo César llenaba agua en sus andanzas como radio aficionado, encontramos una catalogada y que apenas tiene fondo, con difícil acceso y la chapa de identificación que resulta no ser la buscada, seguimos ladera abajo donde hay otras oquedades que tampoco tienen entidad de cueva y mucho menos rezumes para llenar agua.




Frente a nosotros está el vértice geodésico del Tejos de 1987 m, bajamos la dolina para remontar la formación pétrea que aloja el monolito de hormigón y que indica el punto más elevado de este pico.






Seguimos camino, ahora Jaén, ahora Granada, entre el Picón de la Lobera y La Cabañuela de Castril, entre el Barranco del Pinar de Morcillo y el Barranco de los Quemados, para bajar por un sinuoso y empinado tranco, buscando el Pinar de las Potras en dirección noreste por la provincia de Granada hasta el Nacimiento del Arroyo del Laude que se precipita barranco abajo buscando el Río Castril.










Subimos la ladera por un sendero marcado con piedras y encontramos la baliza del PR-A 349 (Sendero del Buitre), en el comienzo de los Prados del Buitre, a los pies del pico homónimo, se encuentra el Tornajo de la Fuente del Buitre. Abundante caudal pese al año de escasas precipitaciones y fresca como todas las fuentes de estos parajes. Repostamos agua y reponemos fuerzas, una vez sosegados los que no habíamos subido a este pico cogemos el sendero señalizado y en un abrir y cerrar de ojos estamos en la cumbre del Buitre de 2021 m y coronada con un vértice geodésico. Andamos las morras a modo de balcones y miradores y con la foto del grupo que hemos subido nos disponemos a descender por un atajo mucho más empinado que el sendero señalizado y que a tramos se encuentra resbaladizo por la grava suelta y la sequedad del terreno. De nuevo en la fuente seguimos camino dirección al refugio de pastores y de este, por la ladera de la parte de Jaén, hasta la pista del Barranco Gallinero, visita a la fuente junto a la pista ...












y en descenso hasta el mirador de la cabecera del Barranco Gallinero, más abajo la pista se bifurca en dos, la que seguimos mucho más empinada y a modo de jorro y la otra que rodea el monte y es más larga pero con menos desnivel y que confluye con esta algo más abajo. Al otro lado del barranco, siguiendo la pista donde está la fuente, continúa otra pista que baja metiéndose en el barranco para salir mucho más abajo, quedando solo la que sale por la verja de la cabrilla.








En una curva se divisa un esbelto salgareño, allí, a media falda de la Raya de Gallinero  el Pino del Abuelo destaca por su porte y el blanco intenso de su corteza. Pino con leyenda y una placa que lo identifica. A los pies de este una peguera que es testimonio de la historia que paso a poner.








El amigo "Cabañas" me manda esta información que comparto:
Según cuenta Rufino Nieto Ojeda en su libro “Toponimia y Etnografía Serranas” y por relatos que le contó Serafín Pérez (Guarda de la Cabrilla Baja), dice textualmente:
“Pino Abuelo” se le empezó a llamar hace escasas décadas, pues antes era conocido como el “Pino de la Muerte”, a raíz del mal trago que pasó un peguero de una de las cinco familiar que trabajaban la peguera que existe junto al mismo. Este joven, perteneciente a la familia de Los Genaros de Pozo Alcón, a pesar de la enorme dificultad que presenta el árbol, trepó al mismo con la intención de cortarle algunas ramas para aprovechar su tea en la peguera. Una vez había conseguido su objetivo, le dio un ataque de vértigo, aferrándose a una de las ramas donde permaneció varias horas con un pánico indescriptible. Para liberarlo debió trepar otro peguero al pino y, después de taparle los ojos con un trapo negro, lograron descolgar al primero en una operación altamente arriesgada.



Más abajo el Rincón de Mª Victoria, otro lugar en recuerdo de la familia Mackay y a la entrada de la "cerrá" una verja que cerraba La Cabrilla Baja cuando era de propiedad privada.








Aquí parte un sendero que se adentra a la Rambla de Cañuelo y que destaca por el bosque de encinas de vigorosa salud, entre ellas destaca la Encina Gorda del Cañuelo. Solo algunos se adelantaron para verla, otros la reservamos para otra ruta por el Barranco del Cañuelo y alrededores.



"La Encina Gorda del Cañuelo: Se trata de una vieja encina situada en el valle que separa las sierras del Pozo (P.N. Cazorla, Segura y las Villas) y Castril. Su tronco supera los 7 metros de diámetro en la base, y los 5 metros a una altura de 1,30, destacando entre las demás encinas, también de gran tamaño, que la rodean."

 Ya solo queda seguir la pista que nos lleva hasta los coches en el aparcamiento del hotel, eso sí, mirando de vez encuando al entorno de montes, picos, barrancos y praderas, donde los nublos y la niebla amenazan lluvia.




Foto del grupo. J. Olivas

2 comentarios:

Nos importa tu opinión... deja un comentario.