lunes, 4 de noviembre de 2013

Ruta 52. Escaleruela - Cinta Prieta - Sinclinal - Los Castellones - Gilillo - Raya de Peñaflores - C.F. El Chorro - Riogazas - Escaleruela.

Ruta 52. Escaleruela - Cinta Prieta - Sinclinal - Los Castellones - Gilillo - Collado de la Cuerda - Raya de Peñaflores - C.F. El Chorro - Cagahierro - Riogazas - Escaleruela.

02/11/2013





Remontamos la carretera que nos llevaría a Riogazas hasta la explanada junto a la Cascada de La Escaleruela. A estas alturas baja seca y solo la fuente de arriba moja un poco el tobogán de piedra de la cascada.




El ascenso es muy empinado y hay que ir buscando la trocha, primero por la derecha y luego cruzando el cauce seco a la izquierda, siguiendo los hitos y buscando la comodidad de las escaleras talladas en la roca. Perdemos repetidamente el sendero y tenemos que improvisar la subida. El GPS pierde la señal reiteradamente por lo que el TRACK de esta zona es orientativo.






Casi arriba nos descolgamos al balcón donde nace un manantial o fuente de agua cristalina. La única que vierte la cascada a estas fechas. La Escaleruela precipita el agua del Arroyo de la Fuente del Tejo y de la Escaleruela que discurre por el Valle del Sinclinal.





Seguimos buscando la cuerda de Los Castellones y pasando por el Valle del Sinclinal nos acercamos a la Cascada de Cinta Prieta. Esta vierte el agua del Río Cazorla.












Remontamos la loma paralela al Río Cazorla hasta un pequeño manantial y un tornajo más a la derecha debajo de unos curiosos “castellones” de piedra que se asemejan a almenas de un castillo.






Decidimos subir siguiendo la goma que suministra agua al tornajo hasta el nacimiento donde la recoge y es un acierto porque desde ese punto sale una vereda que nos conduce directamente a la explanada entre la Lagunilla y Puerto Gilillo.




Pequeño respiro y seguimos el camino marcado como GR-247 hasta Puerto Gilillo y su vieja caseta abandonada y ahora en ruinas. 






El día nos regala vistas impresionantemente claras de La Loma y sus pueblos, la cercana Peal de Becerro y Quesada y Sierra Mágina, decir bonito paisaje es quedarse corto ¡¡¡.
Al otro lado la masa de bosque, verde y frondoso, Las Villas al fondo, La “mole” de Las Banderillas, los Poyos de la Mesa, etc. Y digo etc por que el día nos permite ver con detalle “picos Menores” y sierras lejanas.



Subimos por el camino marcado con hitos hasta el vértice geodésico del Gilillo. Este sendero está bien marcado y definido peo no es fácil para gente no habituada a andar por terreno escarpado y con pasos “algo” expuestos.






El día nos deleita con vistas que no nos cansamos de fotografiar y disfrutamos de un merecido recreo sentándonos a charlar y descansar en un sitio mágico.




Decidimos seguir camino y lo hacemos bajando sin perder demasiada altura para continuar por la cresta hasta el último pico que divisamos y bajar a la Navilla de la Cuerda. Frente a nosotros el Puntal del Cerrillo de la Potra y tras andar la navilla buscamos el Collado de la Cuerda para bajar por el paso que hay en la Raya de Peñaflores.





Otro sitio para enmarcar… que camino ¡¡¡¡ muy bonito… pero abandonado ¡¡



Entre la Loma de la Tejadilla y la Cerrá Jorge sigue el camino hasta que se termina perdiendo… andamos un poco en zigzag hasta encontrar unos hitos que nos devuelven a la senda que más tarde se abre y forma un camino, invadido por ramaje y troncos de la “corta” de pinos, que nos conduce a la C.F. de El Chorro.






Buscamos la fuente, nos refrescamos, tomamos fuerzas y decidimos en vez de continual el camino que nos llevaría al Collado de Cagahierro, seguir la pista hasta el camino que unía la C.F de Riogazas y la C.F. de El Chorro. Llegamos al tornajo de Cagahierro y bajamos por el camino marcado por el GR-247 hasta Riogazas y por la carretera al puente de la Cascada de la Escaleruela donde termina la ruta.






TRACK orientativo en la subida de la Escaleruela, en las paredes se pierde la señal repetidamente y lo he trazado a mano. La subida Por la Cascada de la Escaleruela es complicada, en ocasiones se pierde el sendero y expuesta. OJO si lleva agua o está mojado, con hielo o nieve. TERRENO MUY RESBALADIZO Y PASOS EXPUESTOS. La bajada por la Raya de Peñaflores se complica casi al final por que se pierde el camino y difícil de encontrar hasta dar de nuevo con el que baja a la C.F. El Chorro. 
La subida al Gilillo no es tampoco sencilla y los miradores naturales son también a tener en cuenta por el peligro del cortado en sí.






2 comentarios:

  1. Con estas vistas que nos ofreces hoy,es para disfrutar de esos paisajes.Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juan Carlos... el día fué de los que no se olvidan.

    ResponderEliminar

Nos importa tu opinión... deja un comentario.