viernes, 22 de febrero de 2013

Ruta 28. Circular Lancha de Albarda - Caballo de Torraso - Ojo de Carrales



Caballo del Torraso – Piedra del  Agujero.



Dejamos el coche al comienzo de la Pista de la Albarda y subimos suavemente por la pista con buen firme. En la segunda o tercera curva sale un jorro a la izquierda (hay un hito de no continuar la GR-247) que tomamos.





La subida es pronunciada y pronto ganamos altura.


La subida nos ofrece vistas a La Piedra del Enjambre y la pista que discurre por su falda.


En el collado tenemos vistas a la otra vertiente con el barranco del Arroyo María, Las Lagunillas y su Almagreros, pasando por el alto de La Osera (1348 mt) y ganado altura para crestear por la Lancha del Tosero.





Camino de la pista que, viene de la Casa del Prado de los Chortales y va hasta el Collado del Ojuelo, tenemos vistas al Caballo de Torraso… nuestro siguiente objetivo.


Pasamos junto al Cortijo del Tosero.



Llegamos a una curva y comenzamos un atajo hasta dar con el jorro que pasa a los pies del Caballo de Torraso y donde sale la sendilla que sube hasta la caseta.



La subida está complicada en su parte final… hay nieve helada que hace difícil el ascenso.


La niebla toma protagonismo y nos impide ver la panorámica desde la caseta y decidimos no ir hasta el vértice geodésico.
 La bajada tampoco es fácil y hay más de un resbalón.



Retomamos el sendero bien definido que usa el guarda y llegamos de nuevo a la pista que abandonamos en la curva para atajar al Caballo.



Antes de comenzar el descenso buscamos un sendero que nos lleve al Ojo de Carrales. Como no existe o no lo vemos optamos por seguir el track que me ha pasado Cesar para orientarnos… también lo usaremos más adelante cuando perdamos cualquier referencia por la niebla.



 Por La Albarda buscamos el sendero que nos acerque al Ojo de Carrales. Un poco de subida, se supone que por La Iglesia del Agua de los Perros, y digo se supone por que no vemos nada… hasta toparnos con las ruinas de la vieja caseta.

Y por un paso entra las piedras nos lleva hasta La Piedra del Agujero u Ojos de Carrales.




Foto y para abajo… se ha complicado el día y no apetece el recreo… queda pendiente otra cita con estos parajes para disfrutar de sus vistas.


En la bajada se abre un poco el día y nos regala la foto de por donde hemos subido esta mañana.




Gracias José Andrés y Fernando por las fotos para este blog.

martes, 19 de febrero de 2013

Ruta 27. Circular Fuente del Cuerno-Piedra Palomera-Viejo Camino salto del Moro.



Burunchel, Fuente del Cuerno, El Burrueco, Fuente Carrasquea, Barranco de los Morenos, Fuente de la Olmilla y Fuente de las Abuelas, Peña Palomera y por el cortijo de Cañamarillos (visitando la Fuente del Cerezo) , Fuente de Hoyo Redondo y regresar por el Antiguo Camino Salto del Moro, volviendo al punto de partida por una antigua y perdida senda.


13.02.2013






Salimos desde Burunchel, justo antes de llegar al control dejamos el coche y en la parte de abajo se encuentra la Fuente del Cuerno.






Cogemos por el camino que hay junto a la casa y pronto cogemos un sendero en suave subida…





Pasamos por los peñones Lentisco y Chullas, ganando altura de forma suave.






El comienzo suave hace que nos recreemos con las vistas a Mágina y la zona del Burrueco hasta llegar a Fuente Carrasquea y cortijo.







Comenzamos a subir hasta llegar a un depósito de agua y una puerta (abierta) y seguimos por la finca, que previamente había pedido permiso J.R.




Pasamos por otra puerta, que cerramos tras pasar, y continuamos con vistas al Barranco de los Morenos hasta una nueva puerta, esta cerrada con candado y que nuestro compañero ha conseguido la llave.




Llegamos a la Fuente de la Olmilla. A la derecha sale el sendero que lleva al Collado de los Plomillos. Nosotros continuamos por un jorro de frente a nosotros, con colmenas y aviso…




La pendiente se empina y pronto llegamos a una cresta con vistas a Lancha Pelá,





 que nos llevará al collado que al descender en su otra vertiente encontramos la Fuente de las Abuelas.






Seguimos hasta la zona despoblada a causa de un viejo incendio y nos presenta el barranco donde está La Bacarizuela y los dominios de la finca…


Vistas al Blanco Carrasquea y La Cruz.






El Banderín y Gilillo…





Volvemos a subir por donde nos observan





para buscar un acceso, a través de curiosas formaciones, al collado que nos llevará al Puntal de las Cabras.





Llegamos al collado donde el camino sigue hasta el Narigón y por un pasaje entre rocas bajamos por la umbría hasta el collado, junto a la valla de la finca, con vistas al nacimiento de Hoyo Redondo y al Puntal de las Cabras.






Descendemos hasta encontradnos con la pista que viene del Ctj. La Bacarizuela y que rodea Piedra Palomera. En este punto dejamos la pista para bajar hasta la escalera y cascada de la Palomera.





Y las buitreras de enfrente.





Regresamos por la senda remontando arroyo de Hoyo Redondo hasta el Ctj. De Cañamarillos.




Llaneando y paralelos al arroyo de Hoyo Redondo, a la derecha sale un sendero que nos lleva a la Fuente del Cerezo. La fuente es mejor dicho un manantial de agua abundante.




Seguimos por un sendero que sale frente a nosotros para remontar el Arroyo de la Cerrada 




y antes de llegar a su cascada cruzamos al margen izquierdo para, campo a través y por donde la intuición nos lleva, buscar el camino que traíamos y nos lleva al cortijo de Hoyo Redondo.





Salimos a la pista que nos lleva a la cercana Fuente de Hoyo Redondo.





Seguimos la pista del Poyo del Rey, bajo el Caballo de la Zarza hasta el Cortijo del Poyo del Rey.






Seguimos la pista hasta una curva con vistas al Narigón y a la derecha sale el viejo camino del Salto del Moro. Hay que colarse por el agujero de la malla cinegética.





Pronto pasamos junto a la cumbre del Blanco Carrasquea y La Cruz para llegar a la pista de La Zarza y al Collado de los Plomillos.







Con vistas al Peñón de Juan Díaz y Arroyo Frio, pasamos junto al Cerro del Mosco pasa salir al Puerto de las Palomas.




Cogemos la senda paralela a la carretera hasta una curva en la que sale el sendero de bajada a Burunchel… menudo descubrimiento ¡¡¡