jueves, 20 de octubre de 2016

Ruta 159. Lineal del Collado de la Zarca a Nava de San Pedro.

Pino Félix Rodríguez de la Fuente   -   Viejo Camino del Collado de la Zarca a Collado de Fuente Bermejo   -   Mirador Natural    -   Camino de Fuente Bermejo    -   Viejo Camino a Fuente Acero    -   Vieja Caseta del Hoyo del Tostón    -   Collado del Pocico    -   Cuerda de los Alcañetes    -   Lancha de las Huesas    -   Cueva de "los bichos"    -   Sendero de bajada a Valdetrillos    -   Fuente   -   Mirador al Estrecho de los Perales    -   Viejo camino a la Nava de San Pedro    -   Cortijo del Ricón o de Los Lucios de Arriba    -   Cortijo de Los Lucios    -   Nava de San Pedro   

14 km  | 300 m.d.+.a. | 19/10/2016






Salimos del Pino Félix Rodríguez de la Fuente y justo detrás sale el viejo camino que lleva hasta la Fuente de Collado Bermejo, este camino suponemos vendría de Rambla Seca como camino principal que cruzaba la sierra por la ladera de Cerro Enmedio o Puntal de las Palomas y que una vez en Fuente Bermejo tenía continuidad por el que lleva a la Casa Forestal de Fuente Acero, el que sube a la Cuerda de los Alcañetes hasta la Fuente de la Umbría o el que lleva hasta el embalse de la F.E.D.A. o Aguas Negras. La red de caminos se abre en otros secundarios pero no menos importantes como el que parte desde este que hemos cogido a la C.F. de Nava de Paulo, el que se divide en los Alcañetes por el Barranco de la Tabarrera otro a la Fuente de la Umbría para seguir por el Barranco de las Iglesias a la C.F de Roblehondo y otros muchos que parten de estos caminos principales, aparte de jorros o ajorros de la madera y atajos de pastores.









Este camino que andamos con la intención de no perderlo hasta conocer donde termina nos sorprende por lo cómo de andar, el poco desnivel que acumula y las vistas tan bonitas que nos ofrece. Llegamos a un collado donde los mojones de límites  y demarcaciones los encontramos pegados al camino, camino que sube con refuerzos y canales de drenaje para evitar su deterioro. Se abre una explanada con una repisa caliza, a modo de mirador, que nos permite divisar los farallones de los Poyos de la Carilarga y la majestuosa Cabrilla, sus picos y trancos, sus cintos y laderas salpicadas de arces y robles que policroman el paisaje otoñal para disfrute de los que andamos estos parajes.




  
El camino circunvala el Puntal de las Palomas, como una línea trazada sobre plano sigue la curva de nivel que rodea el puntal de este a oeste buscando la bajada hasta encontrar la pista en la que se convierte la JF-7091 (Vadillo-Santiago la Espada) y que seguimos hasta el Collado de Fuente Bermejo, para seguir dirección a la fuente y desviarnos antes buscando enlazar con el viejo camino que enlaza Fuente Bermejo con la C.F. de Fuente Acero.  





Camino de entidad que lo certifica el trazado y trabajo de refuerzo en la construcción del mismo. A la altura del Hoyo del Tostón remontamos por lo que se intuye o parece el camino natural que daba acceso a este paraje, sin duda comunicado por existir una vieja caseta de forma y construcción muy parecida a la del Collado del Gilillo.










 
Reagrupados iniciamos el ascenso a la Cuerda de los Alcañetes para girar dirección sur hacía el Collado del Pocico, pasando junto al Puntal del Tejo para enganchar la Lancha de las Huesas. Pasamos por la Cueva de "los bichos" así nombrada por nuestro amigo Paco y donde nos cuenta que su hermano subía, con una lata y cerveza para el cebo, para recolectar toda clase de "bichos" que los biólogos, de visita y estudio por la Sierra le "compraban" y donde llegaron a identificar una especie única de estos parajes.











Casi al final de la lancha, por donde un portillo deja ver una especie de "fraile" o "aguja pétrea" encontramos el sendero que usaban los serranos y pastores para bajar hasta la C.F. de Valdetrillos, al principio no es más que una vereda de animales y más adelante se identifican piedras de recalzo e hitos de piedra por donde discurría el sendero, deteriorado y abandonado a su suerte como la mayoría de estos olvidados "caminos menores".







Una vez en la pista de Valdetrillos nos acercamos a la fuente para recargar agua y regresamos sobre nuestros pasos para seguir pista adelante hasta llegar al mirador del Estrecho de los Perales por la parte del  Valdetrillos con vistas privilegiadas a este desfiladero y frente al otro mirador situado en la pista principal.





Seguimos camino para desviarnos por el viejo camino a la Nava de San Pedro que pasa por el Cortijo del Rincón y la Cortijada de los Lucios para salir a la pista, puente y explanada de la Nava de San Pedro.









En el Cortijo del Rincón o de los Lucios de Arriba, nuestro amigo Paco Cuadros nos deleita con otra historia de estas sierras que así le contaron a él sus padres, donde un día que andaba Alfonso XIII de caza con su séquito al pasar por las inmediaciones del Cortijo del Rincón o de los Lucios de Arriba le dio olor a una rica comida que estaba preparando la mujer de la casa, embriagado por el aroma que inundaba el entorno se acercó a preguntar de que se trataba y la mujer le comentó lo que guisaba para medio día ofreciendo probar al monarca y este aceptó, quedando satisfecho y encantado con tan rica comida le ofreció la posibilidad de que aquellas tierras que cultivaban fueran de su propiedad y así firmó un documento que le otorgaban las tierras de labor desde el cortijo hasta la Nava, así más tarde construyeron 3 cortijos iguales y 3 eras, una por cortijo e hijo, creando la Cortijada de los Lucios. Tiempo después este pedazo de sierra se convirtió también en Coto Nacional de Caza y fueron expropiadas dichas propiedades, intentaron justificar la propiedad con escrituras y la cesión del Rey pero al no pagar tributos, ni por casas ni por tierras, fueron expropiadas y más tarde repoblados de pinos los campos de labor, abandonadas las viviendas hasta la ruina en las que se encuentran hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión... deja un comentario.