jueves, 5 de septiembre de 2013

Ruta 44. Los Bonales - Las Grajas - Los Centenares - Las Canalejas - Los Estrechos

Ruta  44. Los Bonales – Cortijo Tío Ratón – Arroyo y Cueva de las Grajas – Las Cabañas – Los Centenares – Las Canalejas – Los Estrechos – Cortijo de las Ánimas.

04-09-2013 


Preciosa ruta partiendo desde el cruce que sube a Los Bonales. Llevamos otro coche a la Fuente del Cortijo de las Ánimas para la vuelta.

Subimos hasta la C.F. de Los Bonales y seguimos la pista del  Aguamula hasta el desvío a la izquierda, justo antes del puente sobre el Arroyo del Hombre.


 

 
Seguimos hasta que la pista termina  en una explanada y cogemos a la izquierda para subir al Cortijo del Tío Ratón o del  Arroyo del Hombre.

A la espalda del cortijo sigue la senda, que en fuerte subida, nos lleva al collado donde están las ruinas del Cortijo de las Grajas. Las vistas al barranco de Aguamula, El Macizo del Banderillas, Castellón de los Toros, La Piedra del Mulón… te dejan con la boca abierta, más de lo que la traes en la cuesta arriba.




La cerrada y Cuevas de las Grajas son espectaculares. El rumor del agua, el frescor en la cerrada y  las vistas hacen de este rincón un lugar con un encanto indescriptible.








De nuevo en marcha buscando el Cortijo de los Alguaciles, pasando por Huertos Nuevos con vistas a Majal Alto.  Nada mas coger su pista (la de Majal Alto) nos desviamos a la derecha y tras llegar al collado con vistas a Fuente Beatríz y Las Cabañas, bajamos por un viejo y precioso camino hasta la C.F. del Prado de la Peguera. Seguimos la pista y en una curva sale a la derecha un viejo camino que nos conduce directos a Los Centenares.




 De nuevo en marcha buscando el Cortijo de los Alguaciles, pasando por Huertos Nuevos con vistas a Majal Alto.  Nada mas coger su pista (la de Majal Alto) nos desviamos a la derecha y tras llegar al collado con vistas a Fuente Beatríz y Las Cabañas, bajamos por un viejo y precioso camino hasta la C.F. del Prado de la Peguera. Seguimos la pista y en una curva sale a la derecha un viejo camino que nos conduce directos a Los Centenares.


Llegamos a la era de Los Centenares y al fondo apreciamos los tejados de Los Miravetes. Los Centenares se muestran como lo que son, un conjunto de casas o cortijos en ruina. Una aldea “fantasma” que cada piedra lamenta su destino…  destino marcado, primero por el éxodo de su moradores y más tarde por el abandono obligado por las administraciones que expropiaron hasta la última casa en litigio.  
 






Comemos, descansamos, nos resfrescamos y andamos por sus calles y casas intentando imaginar cómo sería la vida en un sitio así.










Vuelta al camino y pasando por su fuente y lavadero dejamos la pista para subir por una pendiente en la que existía un viejo camino, casi desaparecido, hasta el collado y bajamos siguiendo el cauce seco del arroyo hasta las paredes del cementerio de Las Canalejas.




Los más significativo de Las Canalejas es s Fuente y lavadero que vierte el agua “mas buena y fresquita” de la Sierra. Eso ahora, en su día llego a tener más de 800 habitantes y tenía Iglesia y cementerio… “Toda una parroquia”.




Si Los Centenares es un pueblo fantasma, en  Las Canalejas es peor la aberración cometida. La destrucción de sus casas ha sido total. Se adivinan parcelas con montoneras de piedras y poco más. El espolio tuvo que ser importante. No hay tejas, faltan piedras de tantas casas, no hay nada de hierro (enseres, rejas, herrajes…) la iglesia ha sucumbido al abandono y el cementerio se desmorona.




De regreso por el camino de Los Estrechos ...








hasta la pista y por esta hasta encontrar el cortafuegos que se precipita hacía el pantano del Tranco. Bajamos la pendiente empinada del cortafuegos y buscamos una parcela de olivos abandonados. Por la ladera discurre un sendero, muy perdido y “enmatojado” , que nos lleva a una tiná de ganado.




En este punto encontramos la senda que nos lleva hasta la alberca y Cortijo de las Ánimas. Pasamos junto a sus ruinas y una pequeña fuente y salimos a la pista justo donde está la Fuente de las Ánimas. Van a buscar el otro coche al cruce de los Bonales y como la tarde acompaña y no conformes con los 23 km de ruta, Encarna, Paco y Yo no pegamos un paseíto de 2 km más por la pista hasta que nos recoge Pepe.








Magnifica ruta llena de encanto y recuerdo “serrano”. No voy a poner el track por que hemos andado por senderos muy perdidos (gracias a Pepe y José Ramón sin mayor problema) y con mucha maleza, muy complicados de andar incluso llevando GPS.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos importa tu opinión... deja un comentario.