jueves, 18 de junio de 2015

Ruta 115. Subida al Gilillo desde Cazorla por el Río Cerezuelo y regreso por Montesión.

Cazorla - Sendero del Río Cerezuelo - Senda a Nace el Río - Área recreativa y Mirador de Riogazas - Riogazas - GR-247 a Puerto Gilillo por Cagahierro - Vértice Geodésico del Gilillo - Bajada por el Camino de los Castellones - Monasterio de Montesión - Pista a Cazorla - Plaza de Santa María.

19 km - 1000 m.d.+.a  -  12/06/2015


En esta ocasión vinieron dos buenos amigos, amantes de la bici de montaña, con ganas de conocer algo de la sierra distinto al Borosa. Paco y su hijo Adrián disfrutaron, a la par mía, de una ruta de algo más de 19 km y 1000 m de desnivel positivo acumulado. A buen ritmo y sin suerte en las vistas hasta el descenso del Gilillo, andamos el vistoso sendero del Río Cerezuelo, la senda improvisada a Nace el Río, los caminos con esencia de Los Castellones y Montesión, la trepada final y casi a ciegas del Gilillo y las fabulosas vistas que nos acompañaron de la mitad del descenso hasta la cervecilla de la plaza en Cazorla.




Subida clásica al Gilillo desde Cazorla remontando el Río Cerezuelo.








Senda improvisada a Nace el Río.






Área recreativa y Mirador de Riogazas.




GR-247 a Puerto Gilillo por Cagahierro.






 Vértice Geodésico del Gilillo.








 Bajada por el Camino de los Castellones.






Camino al  Monasterio de Montesión.






 Pista a Cazorla.




Plaza de Santa María.





miércoles, 17 de junio de 2015

Ruta 114. Calar de Cobos, Piedra de Góntar y Puntal de la Misa desde Las Gorgollitas.



PR-A 196 Cortijo El Carrascal - Calar de Cobo - Puntal en el Calar - Piedra Góntar - Pista de Padro Maguillo - Caseta del Puntal de la Misa - PR-A 196 al Cortijo El Carrascal - Fuente y Tornajo del Puntal - Cortijo El Carrascal desde LAS GORGOLLITAS


Texto modificado de la descripción original de Senderismo "Los Cerros de Úbeda". http://senderismoporlassierrasdejaen5.jimdo.com/gorgollitas-calar-de-cobos-piedra-de-g%C3%B3ntar-puntal-de-la-misa/
 
La ruta la comenzamos en la aldea de El Carrascal (Las Gorgollitas), muy cerca de La Toba. 


 
Cogemos una sendilla que va a enlazar con el camino de herradura PR-A 196 que viene de la Cañada del Saucar y sube hasta la caseta del Puntal de la Misa. La subida es cómoda y las vistas pronto empiezan a ser muy bonitas a Las Gorgollitas, Puntal de las Buitreras, Puntal de los Carneros, etc. 







Camino entre sombras que desaparecen casi en lo alto del Calar, pegados a la falda del Puntal de los Carneros y con vistas fabulosas al calar de la Pililla, Calar de Marchena, Puntal de la Misa…
Una vez que llegamos a lo alto del calar, en un pino pequeño y solitario gira el PR-A 196 a la izquierda, señalado con hitos de piedra y lugar por donde descenderemos del Puntal de la Misa. Nosotros decidimos girar hacia la derecha e ir primero en busca de la Piedra de Góntar, situada en la otra punta del calar.  














Comenzamos a caminar por este y lo primero que nos encontramos son un par de caracoles bien conservados, las ruinas de un chozo y varios majanos de piedra que demuestran que estos calares fueron usados para la siembra, como luego nos confirmaron los lugareños, de centeno, trigo y garbanzos.









Nuestro caminar por el calar es cómodo y nos acercamos a los promontorios rocosos para asomarnos a sus cortados y miradores naturales. Las vistas son preciosas a la Cuerda de la Lastra, Cabeza la Mora, Calar de la Sima, etc. 










Ya casi llegando a la parte final del calar y pasando el Cerro de Góntar nos desviamos hacia la derecha y recorremos el Puntal del Calar para ver sus cortados y las preciosas formaciones rocosas que hay. Desde este punto se ve muy bien el Cortijo de Las Quebradas. 



 
Volvemos por los mismos pasos y pronto llegamos a La Piedra de Góntar (según los serranos de las Gorgollitas, no hay ninguna formación rocosa con este nombre, es todo en conjunto la Piedra de Góntar). 




Un lugar precioso con varias formaciones rocosas muy bonitas (ventanos, un fraile, una raja, etc.). Las vistas desde este punto son preciosas también al Calar del Espino, Calar de Morillas, El Castellón, Calar de la Sima, Collado de Góntar, etc. 
 





Seguimos nuestro caminar y llegamos a la otra parte del calar, que tiene vitas al Cortijo de la Cuesta del Majano, Piedra Horadada, El Yelmo, Navalperal y a la zona quemada.
 


Continuamos ya de vuelta en busca del Puntal de la Misa y el camino que viene de Prado Maguillo que nos subirá a la caseta de vigilancia, un camino que casi siempre es en pendiente y que pasa por la Tiná del Calar y muy cerca de un Sorbeor (Sima) con forma de corazón. 





Comentar que todo el calar está lleno de majanos y montones de piedras recogidos por el hombre para cultivar en él. Ya divisamos la caseta de vigilancia y pronto llegamos a ella. Las vistas a esta parte son impresionantes también.
 



Desde este punto se ve el Embalse del Anchuricas, Puntal de las Buitreras, Calar de Marchena, Calar de la Pililla, Cueva de los Anguijones, Cuerda del Mosco, Puntal de la Carrasquilla, etc.







La vuelta y bajada a el cortijo El Carrascal (Las Gorgollitas) es por sendero, a veces poco definido y con hitos muy salteados, pasando por El Puntal y la Fuente del Puntal, situada en la ladera del calar. 













Después de una buena caminata por las llanuras del calar llegamos al cruce donde enlazamos con la que subimos antes de desviarnos y que esta vez nos toca bajar, pasando por los mismos sitios. 



Al final del recorrido nos desviamos hacia la derecha, siguiendo el sendero de herradura para ir a los huertos y al arroyo que pasa por estos, pero decidimos volvernos porque se estaba preparando una tormenta y nos estábamos mojando. Pronto llegamos al principio y final de ruta (EL Carrascal) donde nos encontramos a unas personas mayores de esta zona y nos  cuentan historias, anécdotas y vivencias de estos lugares, destacar la de la cueva que hay en la ladera del calar, que hay que entrar arrastrándose, y en su interior se abre una oquedad donde  nace un manantial de agua buenísima que cae a una pileta y que usaban los pastores para abastecerse de agua sin bajar a la aldea. Nos prometen acompañarnos en la próxima visita y mostrarnos su ubicación.