viernes, 31 de octubre de 2014

Ruta 88. De Fuente Acero a Rambla Seca por el Tranco de Don Diego.

C.F. de Fuente Acero - Cruce camino Guadalentín - Vieja senda al Arroyo de los Arenales - Fuente de los Chorros - Guadalentín - Cortijo y C.F. del Majal de la Carrasca - Majal de la Vacas - Tranco de Don Diego - Navalasno - Cerro de la Ventana - Barranco de la Rambla - Fuente de la Rambla - C.F. de la Cabrilla o Vieja Casa de Rambla Seca - Camino a los tornajos - Tornajos de Rambla Seca.


29/10/2014    14,2 km y 700 mt de desnivel acumulado.

 
Este miércoles estábamos citados para buscar el Tranco de Don Diego en los Poyos de la Carilarga.



http://www.turismoencazorla.com/forum/f10/de-fuente-acero-a-rambla-seca-por-el-t6541/

Los artífices de esta ruta, Jose Ramón, Paco Cuadros y César (asistido e ilustrado por “Luiso”), planificaron con detalle la acometida a los inexpugnables farallones de los Poyos de la Carilarga.

Dejando al grueso de caminantes en el cruce de la pista del Guadalentín y cerca de la C.F. de Fuente Acero, los conductores marcharon hasta los Tornajos de Rambla Seca, muy cerca del refugio, donde se quedarían los coches para el regreso.


 
Bajamos por un viejo sendero hasta el Arroyo de los Arenales y en este punto cogemos un camino más ancho y definido que nos lleva a una de las fuentes del Guadalentín, la Fuente de los Chorros. Seguimos hasta el Guadalentín y paralelo a este, hasta el cruce que nos sube hasta el Cortijo y C.F. del Majal de la Carrasca. 


















Otra subida nos deja en Majal de las Vacas, es aquí donde buscasmos un viejo camino, a veces visible y la mayor parte bastante perdido, que nos lleve hasta el Tranco de Don Diego. Vamos ganando altura para llegar a las paredes verticales de los Poyos de la Carilarga y lo que vemos ante nosotros parece infranqueable.










Entre la intuición, las indicaciones de quien conocía el paso y el sosiego de la nula prisa, encontramos la senda que rodeando la “nariz” de la Carilarga nos conduce a un paso entre paredes verticales y abismos, que se conoce como Tranco de Don Diego.












Precioso tranco el que andamos y nos deja en una meseta con vistas cenitales a la C.F. o Ctj. Del Majal de la Carrasca, Las Torcas de Navalasno y su chorreadero.










Seguimos el camino que nos sube hasta la explanada de Navalasno. En este punto nos dividimos en dos grupos. Uno que subirá al Empanadas por la Cuerda de los Tres Mojones y otro más numeroso que seguimos por el “Cerro de la Ventana” a buscar el Barranco de la Rambla, punto de encuentro de los dos grupos.















Bajamos por un camino muy perdido hasta el Barranco de la Rambla y por este hasta la Fuente de la Rambla, generosamente remendada justo antes de ponerse a llover... Apretamos el paso para llegar pronto a la C.F. de Rambla Seca (aunque en el Alpina pone que es Cortijo y Casa Forestal de la Cabrilla, se hacen comentarios de que efectivamente se trata de la antigua Casa forestal de Rambla Seca, la Casa). En este punto el camino se convierte en pista transitable para automóviles y salimos a la Pista donde están los tornajos y el Refugio de Rambla Seca. Preciosa llanuara en el comienzo de los Campos de Hernán Perea.













sábado, 25 de octubre de 2014

Ruta 87. Por los Poyos de los Cepos, Betún y Guadahornillos.

Estrecho de los Perales - Poyo de los Cepos - Valdetrillos - Puente Guadahornillos - Poyos del Betún - Poyos de Guadahornillos - Pino de la Mala Mujer - Nava de las Correhuelas - Cresteo del Poyo de los Cepos - Estrecho de los Perales.

 22/10/2014    15.5 Km   Desnivel acumulado 686 m 

 

La propuesta de este miércoles era  encontrar el paso que debía existir entre los Poyos del Betún y los Poyos de Guadahornillos.

Salimos cerca del Estrecho de los Perales y bajamos por el cómodo tranco que te deja en el cauce, ahora seco, del arroyo de Valdetrillos. Remontamos la empinada cuesta hasta el mirador en la pista de “Valdetrillos” en vez de coger el viejo camino que discurre paralelo al arroyo y que gana altura de forma suave para salir a la pista un poco más adelante.

Estrecho de los Perales


Estrecho de los Perales

Seguimos la pista en descenso hasta encontrar la vieja calera al borde del camino y por el jorro de extracción de madera buscamos el, deteriorado y demolido camino (por acción de la maquinaria de extracción de madera), que va a las faldas del Poyo del Cerro de los Cepos o Poyo de los Cepos.


Viejo caminno del Poyo del Cerro de los Cepos o Poyo de los Cepos



Este camino, en tramos muy bien conservado y en otros más perdido, te lleva cómodamente a salir a la pista del Calarilla, cerca del Puente de Guadahornillos. Camino largo que atraviesa esta parte de sierra de frondosa vegetación, pinos centenarios y vistas a la Lancha de las Huesas y a la Lancha de los Alcañetes.


Viejo caminno del Poyo del Cerro de los Cepos o Poyo de los Cepos



Viejo caminno del Poyo del Cerro de los Cepos o Poyo de los Cepos


 
Una vez en el camino del Calarilla descendemos hasta salirnos a la derecha por un jorro o camino menos definido, con grandes desprendimientos y complejo de andar. Un poco más adelante giramos bruscamente buscando el barranco y pasando junto a una peguera en muy buen estado. Se aprecian los restos de las piedras apiladas formando la cabaña, caracol o refugio del “peguero” y podemos ver el agujero en la parte inferior por donde sacaban la pez.


Jorro buscando los Poyos del Betún







Peguera por los Poyos del Betún



El camino o jorro se define y se pierde a cada instante y la intuición y el buen tino de los guías nos llevan hasta las aristas y cortados de los Poyos del Betún. Extraordinarias vistas al Barranco de las Iglesias, El Calarilla y la pista de la C.F. de Guadahornillos. Al fondo la Sierra de Las Villas.

Caminos por los Poyos del Betún



 
Rodeando Los Poyos del Betún, entre altas paredes calizas y abismos verticales a los profundos barrancos, llegamos a los Poyos de Guadahornillos. Estos más abruptos y hostiles si cabe. Pasamos junto a una chorrera o cascada casi seca y que el sendero marcado lleva junto a la pared de caliza con forma cóncava que te deja a los pies de un barranco que debemos remontar como único paso posible.

Poyos del Betún


Cueva del Agua por los Poyos del Betún

Poyos del Betún




 
Subida muy empinada y en la que hay que tener especial cuidado con el piso mojado. No vemos otra posibilidad de pasar a lo alto de los poyos, los cortados y las paredes nos limitan el ascenso a este paso y este nos regala otra pasarela junto al precipicio, de anchura suficiente para que no sea peligrosa, con unas vistas fabulosas a la Zona de Guadahornillos.
Sólo queda acometer el último esfuerzo en una rampa casi vertical y que siguiendo las sendas de los animales subimos sin ninguna complicación. Arriba se abre un espacio más llano y carente de dificultad que nos lleva al conocido mirador de los Poyos de Guadahornillos.

Subiendo de los Poyos del Betún a los Poyos de Guadahornillos








Bajamos buscando la pista del Calarilla o Camino viejo de los Alcañetes, para acercarnos a ver el Pino de la Mala Mujer y el Pino de los Pastores. Dos ejemplares de pino salgareño que esconden distintas historias cada uno.

Pino de la Mala Mujer y Pino de los Pastores
 
Entramos en la Nava de la Correhuela y seguimos dirección a Barranco Oscuro, pero antes de comenzar el descenso que nos sacaría a la pista de Valdecuevas, cogemos la cresta del Poyo de los Cepos. A veces fácil de crestear y otras por un pedregal que pone a prueba los tobillos. 

Nava de las Correhuelas

Poyo del Cerro los Cepos


Encontramos un jorro que seguimos y nos conduce por un frondoso barranco a la explanada junto al viejo camino de la mañana y que si sigues de frente te baja a la Casa de Valdetrillos. Nosotros seguimos a la derecha y volvemos por el viejo camino a la pista. 


 
En este punto y como dejamos coches en dos puntos distantes, los conductores y compañía a buscar los autos dejados en el Estrecho de los Perales y el resto a buscar el otro coche y punto de encuentro cerca de la Nava de San Pedro. Bajando por los cortijos del Rincón y de los Lucios.