martes, 25 de diciembre de 2012

Ruta 23. La Osera circular y Navazalto.

Ruta mixta... caminata > coche > caminata. 21.12.2012


Pantano Aguascebas > Osera > Coche hasta la pista de Navazalto > Navazalto > Regreso cerca del Vigarral > Cortijo de La Fuente del Milano.





Ruta mixta de caminata > coche > caminata, por la Osera y Navazalto.

Saliendo de la explanada del cortijo de la Canaleja (antes de llegar a la presa)


buscamos la 1ª cantera y la pista que nos lleva hasta la Osera. Pasada la 2º cantera el rebosadero de la presa es visible.


Bajamos por la pista cuya única dificultad es el desnivel de la misma y después de pasar cerca de 2 casetas de los tubos de conducción del agua, llegamos al paso del Aguardentero...


Está bien arreglado y se pasa sin dificultad.


Desde abajo vemos que se podría a ver pasado por el túnel (a la vuelta lo haremos)... pero es preferible disfrutar del camino y las vistas.


El sendero nos lleva a una explanada donde está el cruce de caminos. Siguiendo el sendero bajamos al río y más tarde a la Osera. De frente nos indica el mirador. Y la que sube es el regreso de la cascada...


Desde el mirador hay unas vistas impresionantes...


Pero si cresteas un poco llegas a un poyo que hay una vista a la cascada de la Osera mucho más espectacular.



Los buitres se posan en la peña del paso del Aguardentero a observarnos...


El camino hasta el río está rodeado de madroños, que en estas fechas están maduros y dulces...


Llegamos al puente que cruza el Aguascebas.


Comienza la subida pegados a los olivos del cortijo de la Osera y paralelos al río hasta un claro donde hay un acceso al río y una cascada que se intuye desde lejos.




Seguimos las indicaciones y subimos por una empinada cuesta, a veces rampa a veces escaleras, hasta un rellano con vistas  a la cascada.




Desde aquí bajamos de nuevo al río que se cruza por un puente hasta el otro margen y de nuevo el sendero nos lleva a casadas y toboganes de agua.


Las vistas a la cascada cautivan y te llama a que te acerques a los pies de ella.
Antes de coger el ascenso por el sendero señalizado sale un senderillo que nos lleva hasta una trepada que da acceso a la poza y pie de la cascada... 



Por el camino, embarrado, de subida la vista de la cascada es diferente y te fija la vista como un imán... 


Generoso trabajo... esta escalera facilita el ascenso.


El vídeo de la cascada... sin comentarios.



 Mucha agua y mucho barro.


Casi arriba sigue siendo espectacular el paisaje.


La vuelta la hacemos por los túneles sin molestar a sus moradores...



Salimos frente al rebosadero y regresamos al coche por la zona (prohibida) de la escalera de la presa.




De nuevo al coche y conducimos hasta la subida a Navazalto.

Desde donde comienza la pista hasta arriba lo único destacable son las vistas...



Espectacular vista de las tres cascadas... Chorrogil, rebosadero de la presa y la Osera.



La mirada a la Loma y su armoniosa luz.


De vuelta decidimos cretear por El Bigarral. Paso utilizado por los pastores desde los cortijos de la Nava del Milano hasta Navazalto.


Y balcones naturales a Las Villas.



El Bigarral

Bajamos antes de lo esperado, pues las tardes son cortas y no queremos que nos anochezca. Absortos con los paisajes se nos ha hecho tarde y descendemos hasta el cortijo por debajo de Fuente del Milano.





domingo, 23 de diciembre de 2012

Ruta 22. Circular Río Cañamares.


Ruta mixta de coche y caminata. 19.12.2012

La Iruela - en 4x4 por caminos y cortijos hasta la Ermita de San Martín  - en 4x4 hasta la vieja fábrica de aceite  - A pie Circular Río Cañamares - Regreso en 4x4 a Burunchel.

Fotos de Pepe, Armando, Joaquín, Pedro y Encarna.






Salimos de La Iruela  y nada más pasar el Castillo, hacemos un cambio de sentido  y bajamos por una cuesta pronunciada, al principio hormigonada y pronto de tierra. Atraviesa un arroyo.



Seguimos en 4x4, los caminos estaban embarrados por la recolección de la aceituna, y llegamos a la Ermita de San Martín.




 Podemos empezar la ruta aquí mismo o seguir un poco más adelante hasta la vieja fábrica de aceite donde dejamos los coches.




 Por la pista asfaltada caminamos en ascenso hasta el cruce del cortijo del Mortalejo Alto.




En el camino tenemos a nuestras espaldas La Iruela…


Y Magina…




 En este cruce seguimos hacia abajo buscando la Pasá Ortiz.


Justo antes hay un cartel de la ruta y comienza  el sendero por la margen izquierda del Rio Cañamares.



El sendero es fácil de andar y pronto cruzamos al otro lado por una pasarela. Ojo ¡¡¡ mojada resbala mucho.




Llegamos a las ruinas de un cortijo y subimos a un bancal donde hay una caseta de piedra que marca el Alpina como Casa Forestal.


El camino es de una belleza única…






Y las pasarelas… jajaja … mejor ir bien agarrado.




Una vez sorteado el obstáculo artificial diseñado por una persona humana alejada de este entorno… disfrutamos del alboroto del agua en los toboganes del lecho de este, hoy, caudaloso río.


Seguimos por pasos especiales y caminamos por lo que fueron, otros días, azequias…


Y el paso que nos lleva a Los Tiscales.


Seguimos por caminos rurales y pasamos por cortijos habitados en estos días de aceituna.



De vuelta nos refrescamos, de este raro día de diciembre, en la Fuente Copete.


Y  vuelta a la pista asfaltada y regreso a nuestro punto de partida con inmejorables vistas.


Solo decir que la ruta terminó en comida de “hermandad” con manjares serranos…