martes, 22 de mayo de 2012

RUTA 4. TRANCO DEL LOBO desde Almicerán.



Distancia recorrida: 21,63 kilómetros
Altitud min: 1.082 metros, max: 1.769 metros
Desnivel acum. subiendo: 799 metros, bajando: 799 metros
Grado de dificultad:  Moderado
Tiempo:   8 horas
Fecha:  11, mayo, 2012
Finaliza en el punto de partida (circular):   Sí


 

Grado de dificultad:   Moderado hasta Tranco Lobo y final ruta Maquis, la opción de ir a la Repisa y Morra de las Grajas es ya  un terreno abrupto y exigente.

 
Esta ruta tiene como comienzo el Hotel Rural Ruta del Sauce, pasado el pantano de la Bolera y a unos 4 KM dirección Castril, a la izquierda el desvío que pone Almicerán.… bueno un poco mas adelante está el Cartel anunciando la ruta: Ruta de los Maquis, "Tranco del Lobo a 11 Km., 4 h."


La referencia al espacio / tiempo es una simple referencia… luego vienen los desvíos a los miradores, las paradas para calmar el hambre, si cresteas hasta la repisa y no digamos si decides no bajar por el sendero establecido y te pierdes por el camino… total los, casi 22 KM se convierten en 25 y las 4 horas en 10.
Como alternativa se puede hacer la ruta desde el Cortijo del Molinillo (en las colas del pantano de la Bolera), pasando por el puente de la Cerrada de la Herradura, ascendiendo hacia el Raso del Peral, subiendo por una senda el Tranco de la Marcolla hasta los Torcales del Lobo.

 
Nosotros como llevábamos vehículo apropiado seguimos por el camino (está regular y hay que vadear el arroyo de la Rambla). Pasaremos una verja abierta hasta el cortijo del Carmen. (una explanada con un cortijo derrumbado). No seguir por el camino porque en menos de 1 km hay una barrera que nos impide seguir y no hay espacio para dejar el coche.

 
Comenzamos la caminata entre enebros de un tamaño considerable. Yo siempre había visto los enebros como arbustos y en esta zona son verdaderos árboles. Enebral de la Lancha del Almicerán, declarado como "Arboleda Singular de Andalucía".


Siempre en subida nos acercamos a los Torcales del Lobo, por el camino dejamos los enebro y nos encontramos  con pinos y encinas. A nuestra izquierda (tengo que coger la brújala para la próxima ruta) sentido de marcha nos queda El Calar de Juana (1852 mt), Peña Juana (1847 mt) y la cordillera del Cabañas (2026 mt). A sus pies el Gadalentín y el Pantano de la Bolera. Por detrás se ve Sierra Nevada.

 
Llegando al Poyo de Juan Domingo encontramos un cruce de caminos señalizado con su poste de madera correspondiente: Al frente bajamos hacia el Vado de las Carretas y a la derecha, siguiendo la flecha, nuestro camino. Ya se divisa una torre de antenas cerca de la Sabinilla (tiene un refugio).

 
Seguimos hasta detrás de las antenas y avanzamos por la cresta divisando el imponente e impresionante Valle del Guadalentín. Por abajo andan el Vado de las Carretas y la Nava de San Pedro. De frente el Calar de Juana y a nuestra izquierda el pantano de la Bolera.


 
Seguimos el camino, que discurre por una meseta con ejemplares de pino laricio de un porte significativo, hasta una alambrada con una puerta abierta.


 
Pasamos y seguimos junto a la alambrada (a la derecha) hasta llegar a otro cruce que hay que tomar a la izquierda (este señalado con flecha). Llegamos a un claro que falta señalización y que pusimos unos mojones de piedras que estaban caídos. En este claro a la izquierda y a pocos metros otro cruce con dos postes de sendero que indican, uno para abajo del barranco y otro a la derecha que tomaremos dejando una alambrada siempre a nuestra izquierda.


 
Ya estamos llegando al final de la ruta y nos encontramos con un cartel que lo anuncia.

 
Seguimos de frente y se nos abre una meseta despejada de vegetación, con dos carteles indicativos (uno quemado por el sol) y una sucesión de balcones (sin barandillas) al barranco del Guadalentín.


 
EL TRANCO DEL LOBO, y sus espectaculares tajos y mirador con vistas a toda la Sierra de Cazorla, La Cabrilla, Castril, y abajo el Guadalentín. Hay un panel informativo sobre Manuel Calderón “El Ramiro” uno de los últimos maquis de la comarca que murió por estos parajes.



 
La opción que tomamos es de ir cresteando  desde aquí hasta la Repisa, espectacular tramo accesible andando en plena pared vertical, y la Morra de la Grajas  ya próximos a la Chacona.

 
Entrada a la REPISA. Después de un cresteo y asomarnos a distintos miradores con impresionantes vistas y cortados llegamos a la entrada de la Repisa.

 
Fernando por la pasarela natural.


 
Comparativa y perspectiva de lo que no se aprecia una vez en la repisa. La grandeza de la “morra” y la vertiginosa pared vertical.

 
La cueva al final de la Repisa.


 
Una vez rodeada la “Morra de la Grajas” y pasada la Cueva se abre el valle con vistas a la Charcona.


NOTA SOBRE LOS MAQUIS:
Manuel Calderón,  alias “El Ramiro”. En el enlace nos aclaran la historia.
http://dondenosllevenlospies.blogspot.com.es/2011/01/tranco-del-lobo-tras-los-pasos-de-los.html


 
De vuelta, dejamos el sendero de subida para explorar ruta de regreso y, aunque siempre orientados con el Calar de Juana y Sierra Nevada, nos costó el regreso por lo abrupto del terreno y la falta de pista o sendero alguno. Eso sí nos topamos con un pino laricio que nos dio cobijo durante la comida. El sol era de justicia y la sobra nos  dio el respiro que necesitábamos.


video
 

jueves, 17 de mayo de 2012

RUTA 3. ADELFAL DE CUADROS



A.R. CUADROS > NACIMIENTO DEL SISTILLO (1 y 2) > LAS VIÑAS > FUENTE DE LA FRESNEDA > TORREÓN > CUEVA AGUA > ERMITA > A.R. CUADROS



10,47 KM | 500 m.d.+.a. | 18/04/2012


Nuestro sendero se inicia al lado del kiosco junto al río, en el área recreativa de Cuadros. Comenzamos cruzando el río por un puente. El río Cuadros es alimentado por dos arroyos muy peculiares: el del Mosquito y el del Perú. Ambos, antes de unirse, van poblando sus orillas de adelfas, hasta que ya en uno, forman el río Cuadros.



Desde el mismo comienzo del camino reconoceremos a la protagonista de este sendero, la adelfa, que junto al pino carrasco forma un peculiar bosque. El nombre de adelfa proviene del griego nerion o neros, que significa húmedo, planta que crece al borde del agua. Es un arbusto de hasta cuatro metros de altura, con hojas perennes de color verde oscuro. Sus flores son quizás lo más llamativo: normalmente rosadas, raramente blancas en estado salvaje, que, al ser grandes y vistosas, se emplean en jardinería. Florece desde la primavera al verano. Normalmente habita en las riberas de arroyos y ramblas en zonas cálidas.
 



Entramos en una bóveda de Adelfas que oscurece el día y que termina en una gran higuera.
Esto es conocido como primer nacimiento del Sistillo.



Subimos por unas empinadas escaleras de piedra, que terminan en un sendero sobre un muro de piedra que nos lleva al segundo nacimiento del Sistillo.


Luego el sendero discurre paralelo al rio y tomando algo de altura viendo desde arriba la impresionante cubierta vegetal. Al final hay que hacer un giro de 90º en un pinar (está indicado con una señal) para coger el camino de Las Viñas.



 Subimos por un sendero zigzagueante y algunos claros podemos observar La Sierra de la Cruz y el Valle. La pendiente se suaviza y el pinar ha ganado terreno en la zona conocida como Las Viñas ( cultivo que desapareció hace mas de un siglo).







  
Bajamos por la ladera Norte del monte Carluco, con vistas a un impresionante farallón que le llaman “El Torcal” y el impresionante Aznaitín.


La bajada nos lleva hasta la fuente de la Fresneda (no potable) y divisamos Bedmar a los pies de la Serrezuela que da nombre a este bonito pueblo y la Golondrina.






En este punto seguimos por la vía pecuaria de la vereda de la Cañada Morena y Batán, y entre olivos, hasta el desvío que nos lleva al Torreón de Cuadros.




 

Torre vigía defensiva de 12mt de alta y 6mt de diámetro controlaba el paso de los musulmanes hacía las tierras Cristianas por el paso que discurría entre las poblaciones de Bedmar y Belmez. La entrada a la torre se encuentra hacía el barranco y por el lado mas inaccesible.


Desde el mirador de la torre se observa a sus pies la ermita y al otro lado Sierra Mágina.


Volvemos por el camino hasta el desvío y tomamos a la derecha para bajar a la Ermita de la Virgen de Cuadros y la Cueva del Agua. La bajada a la cueva se encuentra nada más pasar el curioso Hórreo en el camino.
 


La entrada a la cueva es posible si el río baja con poco agua… si no… a verla desde lejos.


 
Nos encontramos con el Molino del Batán (1571). En 1721 se arrendaba por periodos de seis años, a 400 reales al año.




Llegamos al Santuario de Cuadros: situado en el paraje natural de Cuadros, data de 1615, siendo el camarín de la Virgen de principios del siglo XVIII.


 


Romería de la Virgen de Cuadros de Bedmar:

El domingo de Octubre, se celebra en localidad de Bedmar la romería de la Virgen de Cuadros, que como viene siendo habitual se celebra el último domingo del mes de octubre.


 


Tradicionalmente se hacía el 25 de dicho mes, trasladándose el 25 de septiembre desde su ermita en el paraje de Cuadros hasta Bedmar, donde es venerada por todos los vecinos.

La Virgen de Cuadros es devotamente tenida como la Señora y Madre de Sierra Mágina, celebrándose esta romería desde el siglo XVI. Durante los cuatro kilómetros que dura el trayecto hasta su santuario es procesionada en unas andas en las que la imagen va situada dentro de una urna de cristal. Es portada por mujeres y, al llegar al río que ocupan unas huertas, son los hortelanos los que la llevan a hombros durante todo el tramo de sus tierras.
Durante el camino se canta, se baila y se toma pan con aceite y chocolate.



Volvemos al molino de Batán y seguimos la senda paralela a la acequia que nos lleva a la pista que lleva al área recreativa donde dejamos el coche.